The System as a Place. Three Collectivization Strategies of the Contemporary Domestic Space = El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico contemporáneo

Description
The System as a Place. Three Collectivization Strategies of the Contemporary Domestic Space = El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico contemporáneo

Please download to get full document.

View again

of 10
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Bills

Publish on:

Views: 3 | Pages: 10

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  51 PROYECTO, PROGRESO, ARQUITECTURA 50 N9_ HÁBITAT Y HABITAR F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.   N9   “Hábitat y habitar”. Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.  Proyecto, Progreso, Arquitectura . Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03 EL SISTEMA COMO LUGAR. TRES ESTRATEGIAS DE COLECTIVIZACIÓN DEL ESPACIO DOMÉSTICO CONTEMPORÁNEO THE SYSTEM AS A PLACE. THREE COLLECTIVIZATION STRATEGIES OF THE CONTEMPORARY DOMESTIC SPACE Fernando Nieto Fernández RESUMEN  El artículo pretende denir un conjunto de estrategias de generación del espacio doméstico colectivo actual, a través del análisis de algunos mecanismos basados en la sistematización de los procesos de proyecto. Para ello se establece una con - frontación entre tres investigaciones contemporáneas de hábitat colectivo –Gifu, Plus, Elemental– y sendos ejemplos extraídos de algunos manuales de vivienda colectiva del siglo XX –Klein, Alexander, Habraken–. Las teorías de estos tres autores se basan en una taxonomía espacial doméstica desde tres conceptos de partida –forma, límites, tiempo– que permiten establecer un sistema de parámetros ajeno a un contexto especíco –sistema de vacíos, sistema de umbrales, sistema de soportes–. Los ejemplos de vivienda colectiva estudiados redenen en términos actuales algunas de las ideas planteadas por las teorías de referencia, apun - tando una suerte de categorización genérica de especies de espacios de habitación. PALABRAS CLAVE  vivienda colectiva; espacio doméstico; proyecto; sistema; parametrización; manualística de vivienda SUMMARY    The article attempts to dene a set of strategies of generation for the current collective domestic space, through the analysis of certain mechanisms based on the systematization of the project processes. To this end a confrontation is established between three contemporary research works on the collective habitat: Gifu, Plus and Elemental, and individual examples extracted from some collective housing manuals of the XX century: Klein, Alexander and Habraken. The theories of these three authors are based on a domestic spatial taxonomy from three baseline concepts: form, boundaries and time, which allow the establishment of a system of parameters external to a specic context: system of spaces, system of thresholds and system of supports. The studied examples of collective housing redene, in current terms, some of the ideas proposed by the benchmark theories, pointing to a kind of generic categorization of types of living space. KEY WORDS  collective housing; domestic space; project; system; parameterization; housing manualisticsPersona de contacto / corresponding author: fernando@hipo-tesis.eu. Arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Valladolid UNA ESTRATEGIA DE PARAMETRIZACIÓN E l filósofo Władysław Tatarkiewicz define el con - cepto de forma A como la disposición de las partes, cuyo opuesto son los elementos que constituyen la totalidad. A partir de esta definición, un es - pacio cuya forma no fuera la consecuencia de una con - cepción geométrica apriorística sería, en terminología del autor polaco, una forma conceptual o idea – eidoz –, frente a la forma visible o morfología – morjh – 1 . Se trataría así de un espacio sin forma predeterminada.Otro filósofo, el francés Michel de Certeau, expone que la espacialidad organiza o propone la determina - ción de fronteras, siendo esta el adelgazamiento máximo del espacio, la línea o contorno que lo define. De Cer - teau señala que el principal problema tanto teórico como práctico de la frontera es el problema de su pertenencia, porque "  no tiene el carácter de no –  lugar... tiene un papel  mediador... es un 'intervalo', un 'espacio entre dos'... un lu- gar de intercambios y de encuentros " 2 .Por otra parte, en la expresión 'espacio habitable' el modo de ocupar un determinado lugar puede explicarse desde el tiempo si consideramos, como establece José Luis Pardo, el hábito como principio productor del mis - mo 3 . Según Pardo, la costumbre produce el tiempo al ex - cluir la primera vez, ya que si no existiera este todas las veces serían un primer momento. De manera recíproca, la práctica doméstica es asimismo generada por el tiem - po en tanto acto de habitar. 1. En Tatarkiewicz, Władysław: Historia de seis ideas. Arte, belleza, forma, creatividad, mímesis, experiencia estética . Madrid: Editorial Tecnos/Alianza, 2002. p. 253.2. En Certeau, Michel de: La invención de lo cotidiano I. Artes de hacer  . México D.F.: Universidad Iberoamericana (Departamento de Historia). Biblioteca Fran - cisco Xavier Clavigero. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, 2000. p. 135.3. En Pardo, José Luis: Sobre los espacios. Pintar, escribir, pensar  . Barcelona: Ediciones del Serbal, 1991. p. 16.   E Estos tres conceptos de partida –la forma desde lo in - determinado, el límite como ámbito de intercambios, y el tiempo desde la noción de habitar– constituyen una base teórica del espacio de habitación colectiva contemporá - nea en tanto en cuanto fundamentan una parametrización de procesos basados en la sistematización como meca - nismo de generación del espacio doméstico. Algunas de estas estrategias de proyecto fueron apuntadas a lo largo del siglo pasado si bien la vigencia de sus postulados se refleja en ciertas prácticas actuales. SISTEMA DE VACÍOS Unos meses antes del CIAM II sobre vivienda mínima en Frankfurt (1929), se celebra en París el Congreso Interna - cional de las Viviendas y los Planos Reguladores, en el contexto de la Exposición de la Habitación de 1928. En dicho congreso, el arquitecto ruso afincado en Alemania  Alexander Klein (1879–1961) expone los trabajos desa - rrollados durante una década acerca de lo que él mismo denomina como estudio racional del espacio habitable.El objetivo de Klein es establecer una estrategia para la investigación de tipos racionales de alojamiento colec - tivo que derive en la determinación objetiva de la calidad de la vivienda mínima a partir de parámetros como la longitud de fachada, el fondo edificatorio o las condicio - nes de ventilación y soleamiento. Dicha investigación es ejemplarizante en cuanto a la obtención de una forma a partir de un proceso, lo que permite hablar de una forma    P   r   o   y   e   c   t   o ,   P   r   o   g   r   e   s   o ,   A   r   q   u   i   t   e   c   t   u   r   a .         N        9    “   H    á   b   i   t   a   t   y   h   a   b   i   t   a   r   ” .   N   o   v   i   e   m   b   r   e    2    0    1    3 .   U   n   i   v   e   r   s   i   d   a   d   d   e    S   e   v   i   l   l   a .   I    S    S   N    2    1   7    1  –    6    8    9   7   /   I    S    S   N   e    2    1   7    3  –    1    6    1    6   /    0    2  –    0    3  –    2    0    1    3   r   e   c   e   p   c   i    ó   n  –   a   c   e   p   t   a   c   i    ó   n    0    3  –    1    0  –    2    0    1    3 .   D    O   I   :   h   t   t   p   :   /   /   d   x .   d   o   i .   o   r   g   /    1    0 .    1    2   7    9   5   /   p   p   a .    2    0    1    3 .   i    9 .    0    3  53 PROYECTO, PROGRESO, ARQUITECTURA 52 N9_ HÁBITAT Y HABITAR F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.   N9   “Hábitat y habitar”. Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.  Proyecto, Progreso, Arquitectura . Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03 02050m 0 10 50m 1. Tabla 1. Optimización dimensional se - gún Klein: tipologías más favorables.2. Tabla 2. Optimización dimensional se - gún Klein: variación del número de camas. 1 2 2CAMAS[1HAB. DOBLE]3CAMAS[1HAB. DOBLE +1HAB. INDIV.]4CAMAS[2HAB. DOBLE]5CAMAS[2HAB. DOBLE +1HAB. INDIV.]6CAMAS[3HAB. DOBLE]7CAMAS[3HAB. DOBLE +1HAB. INDIV.]8CAMAS[4HAB. DOBLE]DORMITORIO ANCHO 2,00mDORMITORIO ANCHO 2,50m  55 PROYECTO, PROGRESO, ARQUITECTURA 54 N9_ HÁBITAT Y HABITAR F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.   N9   “Hábitat y habitar”. Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.  Proyecto, Progreso, Arquitectura . Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03 Klein  como el resultado de una sistematización en este caso de carácter fundamentalmente tipológico.La forma Klein se basa en una metodología que parte de una serie de sistemas gráficos cuyo fin es obtener ele - mentos de medida y valores límite a través de un método gráfico de valoración. La forma surge así como resultado de una optimización tipológica que es consecuencia de la categorización previa de una serie de parámetros. Dicha optimización garantiza unos mínimos cualitativos y cuan - titativos: el estándar racionalista del Existenzminimum .   Klein propone así un sistema que da como resultado un tipo de espacio a partir de la forma como diagrama, basando el cientificismo de su método en la valoración objetiva de los problemas funcionales y económicos de las viviendas 4 .Uno de los métodos que utiliza Klein es el de los in - crementos sucesivos. A partir de la comparación de es - quemas de plantas a la misma escala, se obtienen una serie de tablas de doble entrada que relacionan longitud de fachada y profundidad edificatoria en función de as - pectos como la optimización dimensional, las luces es - tructurales, los tipos de sujeción vertical, la configuración general de los espacios o los costes económicos de as - pectos tan concretos como el tipo de calefacción.En la tabla 1 (figura 1) 5  se muestran las dimensiones más favorables según Klein para determinados tipos de planta a partir de dos posiciones de la escalera, con va - riaciones en la profundidad (columnas) de 0,50 m –de 7,50 m a 10,50 m–, e incrementos sucesivos en la su - perficie útil de 3,10 m 2  en base a modificaciones en el ancho de fachada (filas). Las plantas más eficaces están situadas en la diagonal de las tablas (I), aumentando su superficie hacia la derecha y hacia abajo, permitiendo la elección de tipos en función del tamaño y recursos eco - nómicos de cada familia. Es decir, a medida que aumenta la profundidad debe incrementarse la longitud de facha - da para no obtener espacios que carezcan de aceptables condiciones higiénicas por su excesivo fondo –en la parte superior de la diagonal– o que resulten poco económicos por el aumento de la dimensión del cerramiento a espa - cio público –en la parte inferior–. Las manchas en gris (II) agrupan los tipos en función del número de camas que se obtienen: de 3 a 6 con la escalera en la banda de no - che –columna izquierda–, de 4 a 7 con la escalera junto a la zona de día –columna derecha–. Un ejercicio de actualización de este esquema a los parámetros actuales (III) 6  da como resultado un despla - zamiento de las manchas de mayor número de camas hacia la parte superior derecha de las tablas, dejando igualmente los tipos menos económicos a medida que nos acercamos a la esquina opuesta (las tramas más oscuras de la parte inferior izquierda). La tabla 2 (figura 2) desarrolla este supuesto de traslación a los parámetros actuales de los valores dimensionales, deduciéndose asimismo un aumento considerable del número de habitantes por estancia. Esta cuestión es fundamental para Klein a la hora de medir la eficacia de cada plan - ta en términos de superficie de uso y habitabilidad, lo cual queda reflejado en el coeficiente  betteffekt   o 'efecto cama' como la relación entre la superficie construida y el propio número de ocupantes por dormitorio. En los cuadros A y B (figura 3) se señalan con trama en gris los valores de dicho coeficiente que aumentan en la actua - lización de los parámetros de Klein como consecuencia de la disminución del número de personas en la zona de noche 7 . 4. A pesar de calicar su propio método como cientíco, él mismo advierte constantemente de la subjetividad en la elección de los parámetros, con la necesi - dad de la introducción de coecientes correctores que compensen las desigualdades. En Rossari, Augusto, "Los estudios de Alexander Klein y el movimiento racionalista", en Klein, Alexander: Vivienda mínima: 1906-1957 . Barcelona: Editorial Gustavo Gili, 1980. p. 32.5. Las cinco tablas y tres cuadros (guras 1, 2, 3A, 3B, 11, 12, 13 y 14) que ilustran este artículo son de elaboración propia a partir de los datos extraídos de las tablas de Klein (ibídem), los estudios posteriores de Grifni (en Grifni, E. A.: Construcción racional de la casa. I parte: Distribución, organización, unicación de la casa. Nuevas orientaciones . Barcelona: Editorial Hoepli, 1950) y las investigaciones de Habraken publicadas en Habraken, N. John y otros: El diseño de  soportes . 2ª ed. Barcelona: Editorial Gustavo Gili, 2000.6. Según las normas para la redacción de proyectos del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), organismo dependiente de la Comunidad de Madrid, se ha considerado la anchura mínima de 2,50 m para dormitorios con cama doble o dos camas individuales en paralelo, y 2,00 m para dormitorios con dos camas individuales en posición contigua.7. Debe señalarse que, a diferencia de los valores que señala Klein, en la actualización no se han considerado medias camas en el cómputo global de cada tipo.3. Cuadros A y B. Efecto cama según Klein, a partir de las dimensiones más favorables para dos posiciones de escalera. 3 CUADRO A. Efecto-cama según dimensiones más favorables [escalera a este]ESCALERA A ESTEparámetros Kleinnº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefectocamanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camatipo generalsup. construida tipo 1 tipo 2tipo 3 tipo 4 tipo 5tipo 6tipo 7A61,643  20,55 3  20,55 2,5  24,66 2,5  24,66 2,5  24,66 2,5  24,66 2,5  24,66 B65,06 4  16,27 3  21,69 3,5  18,59 2,5  26,02 2,5  26,02 2,5  26,02 2,5  26,02 C68,624,5  15,25 4  17,16 3,5  19,61 3,5  19,61 2,5  27,45 2,5  27,45 2,5  27,45 D72,14 4  18,04 4,5  16,03 4,5  16,03 3,5  20,61 3,5  20,61 2,5  28,86 2,5  28,86 E 75,69 4  18,92 4  18,92 4,5  16,82 4,5  16,82 3,5  21,63 3,5  21,63 2,5  30,28 F 79,275  15,85 4  19,82 4,5  17,62 4,5  17,62 3,5  22,65 3,5  22,65 3,5  22,65 G82,846  13,81 5  16,57 4,5  18,41 4,5  18,41 4,5  18,41 3,5  23,67 3,5  23,67 H86,216,5  13,26 5  17,24 4,5  19,16 4,5  19,16 4,5  19,16 4,5  19,16 3,5  24,63 I89,776,5  13,81 6  14,96 5,5  16,32 4,5  19,95 4,5  19,95 4,5  19,95 4,5  19,95 J93,306,5  14,35 6,5  14,35 5,5  16,96 4,5  20,73 4,5  20,73 4,5  20,73 4,5  20,73 ESCALERA A ESTEparámetros actualesnº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefectocamanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camatipo generalsup. construida tipo 1 tipo 2tipo 3 tipo 4 tipo 5tipo 6tipo 7A61,64 4  15,41 4  15,41 4  15,41 2  30,82 2  30,82 2  30,82 2  30,82 B65,06 4  16,27 4  16,27 4  16,27 4  16,27 2  32,53 2  32,53 2  32,53 C68,62 4  17,16 4  17,16 4  17,16 4  17,16 4  17,16 2  34,31 2  34,31 D72,14 4  18,04 4  18,04 4  18,04 4  18,04 4  18,04 4  18,04 2  36,07 E 75,696  12,62 6  12,62 4  18,92 4  18,92 4  18,92 4  18,92 2  37,85 F 79,276  13,21 6  13,21 6  13,21 4  19,82 4  19,82 4  19,82 4  19,82 G82,846  13,81 6  13,81 6  13,81 6  13,81 4  20,71 4  20,71 4  20,71 H86,216  14,37 6  14,37 6  14,37 6  14,37 4  21,55 4  21,55 4  21,55 I89,778  11,22 8  11,22 6  14,96 6  14,96 6  14,96 4  22,44 4  22,44 J93,308  11,66 8  11,66 6  15,55 6  15,55 6  15,55 6  15,55 4  23,33 CUADRO B. Efecto-cama según dimensiones más favorables [escalera a oeste]ESCALERA A OESTEparámetros Kleinnº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefectocamanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camatipo generalsup. construida tipo 1 tipo 2tipo 3 tipo 4 tipo 5tipo 6tipo 7A60,22 4  15,06 4  15,06 ---------- B63,85 4  15,96 4  15,96 4,5  14,19 -------- C67,39 4  16,85 4  16,85 4,5  14,98 4,5  14,98 ------ D71,105  14,22 4  17,78 4,5  15,80 4,5  15,80 4,5  15,80 ----E 74,806  12,47 5  14,96 4,5  16,62 4,5  16,62 4,5  16,62 4,5  16,62 --F 78,516,5  12,08 5  15,70 4,5  17,45 4,5  17,45 4,5  17,45 4,5  17,45 4,5  17,45 G81,986,5  12,61 6  13,66 5,5  14,91 4,5  18,22 4,5  18,22 4,5  18,22 4,5  18,22 H85,576,5  13,16 6,5  13,16 6,5  13,16 5,5  15,56 4,5  19,02 4,5  19,02 4,5  19,02 I89,087  12,73 6,5  13,70 6,5  13,70 6,5  13,70 5,5  16,20 4,5  19,80 4,5  19,80 J92,587  13,23 7  13,23 6,5  14,24 6,5  14,24 5,5  16,83 5,5  16,83 4,5  20,57 ESCALERA A OESTEparámetros actualesnº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefectocamanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camanº de camasefecto camatipo generalsup. construida tipo 1 tipo 2tipo 3 tipo 4 tipo 5tipo 6tipo 7A60,226  10,04 4  15,06 ---------- B63,856  10,64 4  15,96 4  15,96 -------- C67,396  11,23 6  11,23 4  16,85 4  16,85 ------ D71,106  11,85 6  11,85 6  11,85 4  17,78 4  17,78 ----E 74,806  12,47 6  12,47 6  12,47 6  12,47 4  18,70 4  18,70 --F 78,518  9,81 6  13,09 6  13,09 6  13,09 6  13,09 4  19,63 4  19,63 G81,988  10,25 8  10,25 6  13,66 6  13,66 6  13,66 6  13,66 4  20,50 H85,578  10,70 8  10,70 6  14,26 6  14,26 6  14,26 6  14,26 6  14,26 I89,088  11,14 8  11,14 8  11,14 6  14,85 6  14,85 6  14,85 6  14,85 J92,588  11,57 8  11,57 8  11,57 8  11,57 6  15,43 6  15,43 6  15,43  57 PROYECTO, PROGRESO, ARQUITECTURA 56 N9_ HÁBITAT Y HABITAR F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.   N9   “Hábitat y habitar”. Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.  Proyecto, Progreso, Arquitectura . Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03 Las conclusiones obtenidas del análisis gráfico de las tablas precedentes y sus valores numéricos asociados tienen validez principalmente desde lo comparativo. Los estudios de Klein no suponen en este sentido tanto el es - tablecimiento de principios generales como la resolución específica de una tipología aceptada en la época, basa - da en los principios de la edificación higienista de blo - ques abiertos desarrollada en los primeros años del Mo - vimiento Moderno. Como ha señalado Giorgio Grassi 8 , el procedimiento juega un papel principal en la metodología analítica de Alexander Klein, cuyo valor debe tomarse en términos relativos, esto es, de relación de cada término con el que lo precede y el que lo sigue. Según Grassi, en Klein el proyecto se considera como medio de conoci - miento con una finalidad determinada 9 .En base a un análisis tipológico a diferente nivel, el edificio de viviendas en Kitagata (Gifu, Japón, 1994–2000) de Kazuyo Sejima basa su complejidad espacial en un sistema de generación de la colectividad que par - te de una modulación específica, la cual es estructural y espacial a la vez, y resuelve con pequeñas variaciones todos los condicionantes programáticos del proyecto a partir de su seriación en planta y sección (figura 4). A un módulo espacial principal (M1) de dimensiones 2,48 x 4,80 x 2,40 m, separado entre sí 32 cm en planta y 46 cm en sección, se le adosa otro en forma de galería privada en la orientación sur (M2), de igual altura que aquel, pro - fundidad de 1,10 m y longitud variable A en función de los módulos base a los que sirve (A x 1,10 x 2,40 m). La suma de ambos da lugar a una unidad espacial completa y pasante de 2,48 x 5,90 x 2,40 m (M = M1 + M2). Un corredor público a norte de anchura 1,35 m resuelve al mismo tiempo el sistema de circulaciones en el soporte y los accesos a las viviendas. Esta disposición modular se basa en dos conceptos de partida que permiten una combinación espacial libre: la no especialización de las funciones del habitar y la ausencia de jerarquías en las relaciones programáticas. Todos los ámbitos, ya sean en forma de estancia o de va - cío, son idénticos en sus dimensiones –el módulo M–, sin existir uno de estar propiamente dicho. Desaparece así la predominancia de la sala principal en favor de un espacio más versátil, y adquiriendo al mismo tiempo las zonas de descanso algunas de las características del primero.Por otra parte, la versatilidad de las diferentes tipolo - gías de vivienda en Gifu se basa en la inclusión de dos espacios comodín y otro intermedio. Los primeros pue - den albergar múltiples funciones: un lugar exterior ligado directamente a cada unidad habitable pero conectado di - rectamente con el corredor de acceso, y una zona interior vinculada a cualquiera de los otros ámbitos –la habitación tradicional japonesa o tatami  –. La combinación de ambas situaciones permite las dobles circulaciones y otorga in - dependencia a cada unidad a través de accesos indepen - dientes desde el corredor. La estancia intermedia –a modo de invernadero (módulo M2) o engawa 10 – es un espacio colchón que funciona al mismo tiempo como conexión entre ámbitos y como filtro térmico entre interior y exterior. La continuidad de esta galería a lo largo de la fachada unifica espacialmente cada célula y es al mismo tiempo responsable de la imagen unitaria exterior del bloque. 8. En Grassi, Giorgio: La construcción lógica de la arquitectura . Barcelona: Publicaciones del Colegio Ocial de Arquitectos de Cataluña y Baleares, 1973. p. 52.9. Ibídem. p. 67. En Gifu no existen concesiones arbitrarias en la configu - ración de la estructura del soporte. La variación se produce a partir de la multiplicidad combinatoria de las diferentes células. Es en esta combinación donde se refleja la siste - matización de la investigación tipológica. En este sentido, los esquemas matriciales del proyecto son una suerte de tablas de Klein en sección –la forma Gifu  en este caso– en cuanto que reflejan la optimización de una seriación combi - natoria 11 . La adición de los tres módulos espaciales en sus diferentes variaciones (M, M1, M2) da lugar a múltiples confi - guraciones en base a las diferentes agrupaciones (figura 5).   El apilamiento entre células–vacío conforma espacios en doble altura que conectan visualmente viviendas en dúplex o sirven de esponjamiento vertical a la célula que amplían. La apariencia de galería acristalada continua a la calle sólo se ve interrumpida por los espacios exteriores, contrapo - niendo su especificidad aleatoria a la estricta monotonía del conjunto (figura 6). El proyecto resuelve la cualificación de cada unidad espacial mediante pequeños elementos responsables de 10. Terraza o veranda de la casa tradicional japonesa.11. En Ferré, Alberto; Sakamoto, Tomoko (Eds. con la colaboración de Kazuyo Sejima & Associates): Kazuyo Sejima en Gifu . Barcelona: Editorial Actar, 2001. pp. 20 y 21. 4 56 4. Células domésticas en edicio de vivien - das sociales en Kitagata, Gifu (Japón) de Kazuyo Sejima, 1994-2000.5. Planta tipo de viviendas en Gifu de Ka - zuyo Sejima.6. Diagramas en alzado y sección de vivien - das en Gifu de Kazuyo Sejima. 0 1 5m01030 m  59 PROYECTO, PROGRESO, ARQUITECTURA 58 N9_ HÁBITAT Y HABITAR F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.   N9   “Hábitat y habitar”. Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03F. NIETO. “El sistema como lugar. Tres estrategias de colectivización del espacio doméstico...”.  Proyecto, Progreso, Arquitectura . Noviembre 2013. Universidad de Sevilla. ISSN 2171–6897 / ISSNe 2173–1616DOI: http://dx.doi.org/10.12795/ppa.2013.i9.03 la generación de los matices o gradientes específicos de colectividad, desde el ámbito de la célula hasta la escala de la ciudad. Por tanto, en Gifu existiría una gradación de la colectividad que pasa por una sucesión en etapas:Grado 0: el ámbito de descanso y aseo. Privacidad total. Colectividad nula.Grado 1: la habitación tatami. Espacio semi–privado.Grado 2: el ámbito de cocina–comedor y la galería de co - nexión interior entre células. Espacios de relación familiar en la unidad doméstica.Grado 3: el espacio terraza. Sin serlo del todo al conec - tarse directamente con el tránsito de la galería de acceso, mantiene un cierto carácter privado por su configuración y relación con el interior de la unidad doméstica.Grado 4: la galería de acceso, los núcleos verticales y las escaleras exteriores. El espacio del soporte propiamente dicho.Grado 5: el aparcamiento para bicicletas en planta baja, los patios abiertos de manzana. Privacidad nula. Colecti - vidad total: la inserción de la ciudad en la parcela.Por tanto, esta transición de la colectividad está re - suelta desde una idea de proyecto que abarca la triple es - cala de la célula, el soporte y la ciudad, en una gradación que parte del ámbito privado para ampliarse mediante cír - culos concéntricos hasta la escala colectiva de lo urbano.Con todo, las formas Klein y Gifu resuelven un de - terminado programa de habitación mediante una siste - matización de proyecto que en un caso se deriva de una estricta optimización dimensional, y en el otro responde a la multiplicidad de las formas de vida contemporáneas mediante una respuesta unitaria.SISTEMA DE UMBRALESPara los arquitectos Serge Chermayeff (1900–1996) y Christopher Alexander (1936), la búsqueda de la estruc - tura de la comunidad ideal es la base de la conciliación entre individualidad y condición social 12 . El equilibrio en - tre ambas esferas debe ser establecido mediante una secuencia de gradación en niveles de colectividad. Esta diferenciación se traduce en una jerarquización espacial que va desde lo más público a lo estrictamente privado en diversos gradientes de intimidad: lo urbano–público, lo urbano–semipúblico, lo grupal–público, lo grupal–pri - vado, lo familiar–privado y lo individual–privado.Esta jerarquía en niveles se traduce en siete compo - nentes principales a partir de una investigación de pará - metros con prioridad de dominios, reflejada en diagramas explicativos de algunos de los componentes, los cuales apuntan una cualificación espacial específica (figura 7). A. El componente A explica la gradación en los accesos al espacio doméstico mediante aspectos relacionados con la protección o la vigilancia en las circulaciones de acercamiento. Da lugar a un tipo de espacio de observa - ción o espacio vigía.B. El componente B se define mediante las condiciones de aproximación entre las infraestructuras y el límite del espacio doméstico, mediante bandas de tránsito de ve - hículos y peatones y sus relaciones de coexistencia. En 12.   En Chermayeff, Serge; Alexander, Christopher: Comunidad y privacidad. Hacia una nueva arquitectura humanista . Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión, 1975. p. 15. este caso, existe un tipo de espacio de negociación en el solapamiento entre los tránsitos rodado y peatonal, que tiene que ver con el proceso de suministro o recepción de personas y mercancías.C. El componente C aborda la cuestión de los filtros de acceso al espacio habitable y sus mecanismos de control de la privacidad: exterior descubierto, exterior cubierto, entrada, elemento filtro, interior público, interior privado. El espacio filtro funciona así a modo de espacio intermedio.D. La idea de protección física da lugar al componente D,   que aborda los filtros contra elementos extraños prove - nientes del exterior, y da lugar a un tipo de espacio que funciona como dispositivo de barrera.E. El componente E se centra en la relación entre el do - minio grupal–privado y el estrictamente privado, definien - do las condiciones básicas para la generación de un espacio comunitario de mantenimiento y control de los servicios públicos o de aspectos como la contaminación acústica producida en los dominios comunes.F. El componente F señala las conexiones entre los domi - nios semiprivado y público mediante bandas de servicio que funcionan como elementos amortiguadores, dando lugar a un tipo de espacio que funciona a modo de es - pacio colchón.G. Por último, el componente G se define mediante es - pacios concéntricos sucesivos que generan condiciones de separación y protección. Se trataría de un espacio  matrioska  al tratarse de elementos que conservan sus cualidades individuales desde la pertenencia sucesiva a un ámbito mayor.La suma de los siete componentes da lugar a un dia - grama compuesto que tiene las características de todos ellos (figura 8).  A Parámetro CONTROL Espacio VIGÍAB Parámetro APROXIMACIÓN Espacio SOLAPEC Parámetro FILTRO Espacio INTERMEDIOD Parámetro PROTECCIÓN Espacio BARRERAE Parámetro RELACIÓN Espacio COMUNITARIOF Parámetro AMORTIGUACIÓN Espacio COLCHÓNG Parámetro SUCESIÓN Espacio MATRIOSKA  A ± B ± C ± D ± E ± F ± G = ESPACIO ESCLUSALos diagramas de barrera–esclusa serían la base conceptual de estas zonas intermedias entre lo comuni - tario y lo estrictamente privado (figura 9).Los arquitectos franceses Frédéric Druot, Anne Lacaton y Jean–Philippe Vassal basan su propuesta de rehabilitación de los grandes conjuntos de vivienda colectiva de la periferia urbana francesa en una investi - gación acerca de la secuencia progresiva de límites 13 . Desde una consideración del espacio como el verdadero lujo, el plus de la vivienda protegida 14 , algunos de los pará - metros derivados de los trabajos de Chermayeff y Alexan - der están en la investigación de la vivienda Plus de Druot, Lacaton y Vassal en forma de gradación de la exterioridad.El aprovechamiento del engrosamiento de los límites se produce, además de en beneficio de unas condiciones 7. Diagramas de los componentes B, C, E, F y G según Chermayeff y Alexander.8. Diagrama compuesto de suma de com - ponentes según Chermayeff y Alexander.9. Diagramas barrera-esclusa según Cher - mayeff y Alexander.13. En Druot, Frédéric; Lacaton, Anne; Vassal, Jean-Philippe: Plus. La vivienda colectiva. Territorio de excepción . Barcelona: Editorial Gustavo Gili, 2007.14. Según Anne Lacaton, " el lujo es aquello que supera las expectativas iniciales ". En García-Germán, Javier (Ed.): De lo mecánico a lo termodinámico. Por una denición energética de la arquitectura y del territorio . Barcelona: Editorial Gustavo Gili, 2010. p. 186. ruido urbano EF 7 vehículosentregaacceso de emergenciapeatonesBCdominio privadoserviciosemipúblicocomunalpedestreestacionamientozona exterioralmacenamiento entradazona interior ltro acera cubiertacasavehículo de serviciobasuraserviciodominio de los peatonesvehículosdominio de los peatonescasadescanso juegoG 89 a b c d e f  abc def  abc cdef  ab cdef a bcde f 
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks