Representaciones cosmogónicas en la planificación urbana de El Mirador, Petén, Guatemala

Description
"RESUMEN Los mayas plasmaron sus concepciones ideológicas en diversos medios físicos, destacando los complejos arquitectónicos a gran escala, siendo los más representativos los Conjuntos de Tipo Grupo E, las acrópolis de Patrón Triádico y los

Please download to get full document.

View again

of 21
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Government & Politics

Publish on:

Views: 4 | Pages: 21

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  Mejía, Héctor E. y Laura Velásquez 2013 Representaciones cosmogónicas en la planificación urbana de El Mirador, Petén, Guatemala. En “ XXI Simposio de investigaciones arqueológicas en Guatemala ” . Ed. Bárbara Arroyo y L. Méndez. Ministerio de Cultura y Deportes, Instituto de Antropología e Historia y Asociación Tikal. Guatemala 2012. ISBN 978-9929-48-001-8. REPRESENTACIONES COSMOGÓNICAS EN LA PLANIFICACIÓN URBANA DE EL MIRADOR, PETÉN, GUATEMALA Héctor E. Mejía Laura Velásquez Palabras clave : Cuenca Mirador, El Mirador, Cosmogonía, Quincunce, Patrones arquitectónicos. RESUMEN Los mayas plasmaron sus concepciones ideológicas en diversos medios físicos, destacando los complejos arquitectónicos a gran escala, siendo los más representativos los Conjuntos de Tipo Grupo E, las acrópolis de Patrón Triádico y los patios para el juego de pelota, entre otros. En conjunto, éstos constituyen un patrón arquitectónico específico, dentro de la planificación urbana en varios asentamientos de las Tierras Bajas Mayas, principalmente en aquellos del periodo Preclásico. La conexión entre ellos nos ha proporcionado un modelo de representaciones cosmogónicas, que se han identificado en el sitio de El Mirador a un nivel sin precedentes, debido a su frecuencia, monumentalidad y antigüedad, exaltando así el carácter “sagrado” y primigenio de esta ciudad. ABSTRAC Several physical settings such as large scale architectural complexes were used by the Maya to shape their ideological notions, emphasizing the “E Group” assemblages, triadic style arrangements and the ballcourts as those that define a city. As a whole, all these groups form a specific architectural pattern concerning the urban planning found in numerous settlements around the Maya Lowlands, especially those dating to the Preclassic period. The relationship between them has demonstrated to be a model for cosmogonic depictions that has never been identified before at least in the same level as in the site of El Mirador, considering aspects as their frequency, the monumentality they show and the antiquity they evidence, enhancing the “sacred” and “former” nature of this city. En la actualidad se conocen muchos aspectos sobre el urbanismos desarrollado por los antiguos Mayas, sin embargo aún existen discrepancias cuando se trata de definir un sitio como una ciudad, generándose varias líneas de interpretación. Algunos la ven como una estructura funcional (Chase  et al  . 1990; Folan 1992), otros como un ente ritual-administrativo (Sanders y Webster 1988) o bien como una estructura simple (Trigger, citado por Sprajc 2008). Consideramos que en el caso particular de El Mirador y Nakbe, la mejor alternativa para estudiar estas ciudades, es a través de la perspectiva ritual-administrativa. Tal y como lo propone Joyce (2001) donde los espacios ocupados por edificios son el “ reflejo del pensamiento colectivo de una sociedad sobre el paisaje ”, en que la construcción de sus principales conjuntos arquitectónicos muestra el grado de planificación del trazo urbano, el cual seguramente como indica Sprajc y Morales Aguilar (2007), está regido por un edificio principal que tenía una orientación exacta y funcional, correspondiendo esto a observaciones astronómicas tales como el tránsito solar y no al simple hecho de correlacionarse con los puntos cardinales (Sprajc y Morales-Aguilar 2007). Esto era replicado simbólicamente en otras partes de la ciudad con el fin de reafirmar su importancia, debido a que se ha notado que la disposición de los conjuntos parece constituir una característica mesoamericana, l o anterior demuestra que la construcción de la “ciudad” maya  proyecta un sentido cosmogónico en donde cada elemento no solamente incorpora una función, sino que también constituye una representación física de la ideología. LA TRAZA URBANA DE EL MIRADOR En la Cuenca Mirador se han establecido dos patrones de asentamiento en base a la temporalidad de los mismos, aquellos de srcen Preclásico que marcan un eje este-oeste y los del periodo Clásico con el eje normativo norte-sur (Mejía 2012). El presente estudio se enfoca en el periodo Preclásico, determinándose que indistintamente del rango que ostenten los sitios, pueden mostrar en su traza urbana al menos uno de los siguientes conjuntos: Tipo acrópolis, Tipo Grupo E, Juego de Pelota y escultura (estelas, altares y mascarones). Éstos últimos denotan una alta jerarquía, por lo que no son observados en la mayoría de los sitios (Laporte y Mejía 2005; Sprajc 2008; Mejía et al.  2007; Mejía 2012). Por ello se considera que El Mirador es la máxima expresión de las ciudades mayas en la región, debido a su complejidad arquitectónica, su larga ocupación, el alto grado de desarrollo social e ideológico mostrado en el trazo urbano y rural, así como por haber alcanzado una integración regional mediante la construcción de varias calzadas que la unen con los principales sitios (Figura 1). Cabe resaltar que su mayor desarrollo está asociado íntegramente al periodo Preclásico, lo que refuerza su carácter primigenio, dando pauta para realizar su interpretación a niveles ideológicos,  específicamente entre los años 200 a 100 a.C., “  época en la que, de acuerdo con los fechamientos disponibles, estaba en uso la mayoría de los edificios de El Mirador (Copeland 1989; Forsyth 1989; 1993; Hansen 1990; 1992; Howell 1989; Matheny 1980; 1986  )” ( Sprajc y Morales-Aguilar 2007). PATRONES ARQUITECTÓNICOS El área central de El Mirador está divida en dos grandes grupos: Este y Oeste (Figura 1), siendo éste último el que alberga a los principales conjuntos de carácter ritual-administrativo. El Grupo Oeste consiste en una serie de plazas de acceso restringido, con varios edificios piramidales, 12 conjuntos de Patrón Triádico (Figura 2), cinco conjuntos de Tipo Grupo E (Figura 3) y cinco patios para el Juego de Pelota (Figura 4), así como otros conjuntos de menor dimensión. De aquí parte la Calzada Danta que se extiende unos 600 m conectando el epicentro de la ciudad con el Grupo Este (Morales-Aguilar et al.  2006). En uno de los parapetos al inicio de la calzada se encuentra un complejo sistema hidráulico interno que está decorado con un impresionante panel modelado en estuco que presenta diseños de seres antropomorfos, zoomorfos y míticos (Argyle 2011). El sector norte del sitio está ocupado por el Grupo León, siendo el mayor Conjunto de Tipo Grupo E en todo el asentamiento, directamente al norte de éste, están asociados dos patios para el Juego de Pelota, mientras que un tercer patio se localiza al extremo sur, igualmente relacionada a una acrópolis triádica. Esto ejemplifica de una mejor manera la concordancia del patrón Acrópolis Triádica  –  Grupo E  –  Juego de Pelota, manifestando enérgicamente la trascendencia de la ciudad según la fuerte carga ideológica que conlleva cada uno de estos componentes arquitectónicos. Este grupo está conectado con el Complejo Cascabel, que consiste en varias estructuras alineadas sobre una misma plataforma basal, una de las cuales sostiene un conjunto triádico. Las exploraciones han demostrado que el sector norte del sitio es uno de los más antiguos, con un fechamiento para el Preclásico Medio (Morales-Aguilar y Mauricio 2010; Martínez 2010; Hansen y Ortega 2010). Todo el extremo este de la densa zona central, está delimitado por un muro al cual están adyacentes algunas acrópolis triádicas, al norte está el Grupo Colomte, el cual tiene al frente de su fachada principal un patio para el Juego de Pelota, mientras que al sur se localiza el Grupo Tres Micos y la Acrópolis del Sur y como parte de esta configuración se tiene una variante de un Conjunto de Tipo Grupo E además de un patio para el Juego de Pelota. Hacia el suroeste se localiza el Complejo Monos, de 48 m de altura, siendo éste el tercer conjunto de mayor elevación del sitio, coronado por una acrópolis de patrón triádico. Justo al pie del basamento se construyó otro Conjunto de Tipo Grupo E.  En el oeste destaca el Complejo Tigre y su estructura principal corresponde a una acrópolis de patrón triádico que alcanza una altura total de 55 m (Velásquez 2011). Aunque su conformación ha sido ampliamente representada, proponemos que todo el conjunto está formando una variante de un Complejo de Tipo Grupo E, como se expondrá más adelante. De forma contrastante, en el Grupo Este la densidad de construcciones es menor aunque con amplios conjuntos residenciales así como prominentes conjuntos cívicos y rituales. Entre ellos una serie de seis acrópolis de Patrón Triádico y un Conjunto de Grupo Tipo E. Destaca el Complejo Danta, una masiva sucesión de tres plataformas que en su parte más alta alcanza los 72 m de altura. Un dato importante es que en el Grupo Este se encuentra la mayor evidencia constructiva para el Clásico Tardío (Morales-Aguilar et al.  2006). Otros rasgos que complementan la traza urbana de El Mirador son varias aguadas y reservorios de distintas dimensiones que están asociados directamente a los conjuntos arquitectónicos principales, la mayoría de estos cuerpos de agua se ubica en el Grupo Oeste. Los cuerpos de agua no solamente sirvieron para proveer recursos hídricos a los sectores ocupados por la élite, sino que además podrían haber sido aprovechados como símbolos de la conexión entre el inframundo y el nivel terrenal (Ringle 1999; Bassie 2002). Varios núcleos de carácter residencial y administrativo se encuentran dispersos en la periferia cercana de El Mirador, como Tzunun al norte, Sacalero al noreste, Los Faisanes al noroeste, Chivo Negro al oeste, La Muerta al sur y El Pedernal al este. Todos estos asentamientos periféricos al igual que los principales conjuntos que forman el sitio, están conectados por amplias calzadas. Sin embargo, las más importantes son aquellas que unen esta ciudad con Nakbe a unos 11 km al sureste y Tintal a 25 km al sur, lo que demuestra la integración regional desde el Preclásico. Las calzadas también puede decirse que son multifuncionales, algunas parecen haberse desempeñado como vías procesionales, debido a que están íntimamente relacionadas con conjuntos cívicos y rituales relevantes. Tres acrópolis de Patrón Triádico (Mot Mot, Tecolote y Chicharras) están asociadas con la Calzada Danta, mientras que dos conjuntos de Tipo Grupo E están anexos a la Calzada La Muerta. ANÁLISIS DEL TRAZO URBANO Con el estudio de la traza urbana se definieron los principales componentes constructivos, que si bien fueron un producto global de la planificación, también corresponden con una necesidad ideológica que conllevó a su ejecución, dándole así vida a la ciudad.  Se determinó que hay una preferencia por los conjuntos de Tipo Acrópolis de Patrón Triádico, los cuales reflejan el aspecto secular de la ciudad en donde se reafirmaba el gobierno a través de un don divino (Velásquez 2011). Se cuenta con un total de 18 triádicos dispuestos en el área central, de los cuales dos de éstos replican el mismo patrón en la cima de cada una de sus estructuras (Grupos Tecolote y Tres Micos), considerando que es un simple arreglo arquitectónico y no funcional, de cualquier manera esta situación es única en contraposición con lo observado en el resto del área Maya (Velásquez 2012b; Velásquez y Mejía 2011). Debido a que éstos son numerosos, se pudo distinguir que tanto los basamentos como los edificios que sostienen en su cima, presentan diversas tipologías que incluso se encuentran combinadas en un solo conjunto. De los conjuntos triádicos registrados dos representan una variante significativa en que los tres edificios superiores están dispuestos sobre un basamento similar a aquellos del tipo ik’   (Estructura 34 y Grupo Mot Mot). Cinco conjuntos de Patrón Triádico (Grupo Cutz, Pirámide Tecolote, Pirámide Monos y las  Acrópolis La Pava y Sur) están asociados directamente con cada uno de los conjuntos de Tipo Grupo E (Grupos León, La Pava, Monos y Ux Kuy Nah) (Velásquez 2012b). Por lo general el epicentro de las ciudades está definido por este complejo arquitectónico, que funcionó como un espacio para rituales vinculados con observaciones calendárico-astronómicas, principalmente el tránsito solar (Sprajc y Morales-Aguilar 2007). Aunque la frecuencia de éstos es menor a la de los conjuntos triádicos, aquellos que están vinculados entre sí podrían representar los grupos iniciales, considerando que al menos dos (Monos y León) podrían fechar para el periodo Preclásico Medio. Como resultado del análisis se identificó una posible variante de Conjunto de Tipo Grupo E, que corresponde al Complejo Tigre en que la Pirámide Oeste sostiene a su vez una Acrópolis Triádica en su cima (Pirámide El Tigre), ésta es la primera vez que se le ha identificado como tal debido a que la Plataforma Este ha sido interpretada con otra función, sin embargo un conjunto similar se encuentra en el sitio de Nakbe, formado por la Estructura 1 (Pirámide Oeste) y Estructura 13 (Plataforma Este). De hecho se sugiere que tanto los Grupos Este y Oeste de El Mirador parecen constituir réplicas de los Grupos Occidental y Oriental de Nakbe. CONCLUSIONES Con el análisis de la distribución de la ciudad se considera que el vínculo entre arquitectura e ideología es un eje primordial para su interpretación, tomando como base los conjuntos ya descritos. De esto surge la pregunta ¿es posible considerar a El Mirador como una ciudad primigenia, que está constituida por una serie de símbolos que representan la cosmovisión Maya y que han permanecido ocultos a nuestros ojos occidentales hasta ahora?
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks