Masculinidades de ficción televisiva y retroalimentación online. Jóvenes y adolescentes en-red-ados fuera y dentro de Física o química y El internado

Description
Masculinidades de ficción televisiva y retroalimentación online. Jóvenes y adolescentes en-red-ados fuera y dentro de Física o química y El internado

Please download to get full document.

View again

of 20
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Self Improvement

Publish on:

Views: 3 | Pages: 20

Extension: PDF | Download: 0

Share
Transcript
  Masculinidades de ficción televisiva y retroalimentación  online . Jóvenes y adolescentes en-red-ados fuera y dentro de  Física o química  y  El internado   Virginia Guarinos, Inmaculada Gordillo, María del Mar Ramírez, Jesús Jiménez-Varea y Alberto Hermida (USE. Grupo ADMIRA) Resumen.  Las nuevas formas de ocio y relación posibilitan que los espacios televisivos puedan encontrar en la ciberesfera un lugar para fomentar la participación de los espectadores y la fidelización de la audiencia. De todos ellos, los jóvenes y adolescentes cuentan en este mundo con un espacio natural de colaboración en foros, chats , redes sociales y webs oficiales donde mostrar sus personalidades y construir sus identidades. Prestando especial atención a este segmento de población, este trabajo incide en los  perfiles masculinos en su relación con sus espejos-personajes en dos series contemporáneas de la televisión de España que han fomentado con fruición estos usos: Física o química  y  El internado (Antena 3). Por ello, se analizan y observan los personajes masculinos de ficción, sus comportamientos y sus usos de las nuevas tecnologías, al tiempo que se desarrolla igualmente en los internautas fans de las series, a través de la participación en estos mundos virtuales. P alabras clave. Televisión, ficción, ciberesfera, masculinidad. Abstract . The new forms of entertainment and relationships enable television shows to find a place within the cybersphere from which they can both encourage viewers’ participation and loyalize their audiences. Amongst them, youngsters and teenagers have a natural collaborative space in this world in the form of Internet forums, online chats, social networks, and official websites where they can exhibit their  personalities and build their identities. Focusing on this population segment, this paper tackles male  profiles and their relationship with their mirror-characters in two contemporary Spanish television series which are strongly encouraging such uses: Física o química  y  El internado  (Antena 3). Therefore, this  paper analyzes and explores fictional male characters, their behaviours and their uses of new technologies, as well as their development amongst these series’ fan internauts through their participation in these virtual worlds. Keywords . Television, fiction, cybersphere, masculinity. Jóvenes, plataformas multicontenidos y tv: ficción y realidad interactuando El paso de los mass media  a los social media  está propiciando el flujo de intercambio de  procedimientos y de mensajes entre distintos medios que, a su vez, construyen un homo cyber   que es al tiempo un homo ludens . El objeto de estudio de este trabajo es la generación de estereotipos y prototipos que se produce entre adolescentes y jóvenes en dos series de  prime time  de producción española, Física o química  y  El internado , ambas de Antena 3 1 , a través de sus medios de comunicación y expresión virtuales. Se trabaja sobre el personaje masculino 2   1  La pertinencia de este estudio en particular se corrobora con la entrega del Premio Ondas 2009 otorgado a la serie Física o química  como parte activa de la multiplataforma de contenidos dentro de la novedosa Web 3.0 planteada por la Cadena Antena 3. y sus prácticas en el modelo de mundo interno de la ficción y sobre la construcción de sí mismos como personajes en la comunicación 2  Este trabajo se enmarca dentro de la investigación que el grupo ADMIRA está realizando a través de un proyecto financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación sobre la construcción de la nueva masculinidad en las series ficcionales de televisión de producción española.  internauta de los espectadores fans en la ciberesfera que gira en torno a las series referidas: chats  y foros de las cadenas, páginas de fans,  fanfiction , redes sociales, etc. Son varios los aspectos que resultan de especial interés dentro de este foco de estudio: •   Las prácticas de los jóvenes como consumidores de productos televisivos, en especial series, de forma directa o diferida. •   Las estrategias televisivas que han convertido a este segmento de población en  personaje estrella de sus programas ficcionales o no, generando un boom   teenager   en los últimos cinco años, e igualmente la generación de nuevos modos de fidelización de audiencias para hacer que los jóvenes procuren un visionado en simultaneidad de los capítulos de las series (como en Cuatro y Antena 3 con sus chats ). •   La existencia de una televisión que más que nunca se mantiene como un potente dispositivo de desarrollo de estereotipos pero también de generación de  prototipos imitables, como afirman Rincón y Estrella (2001). El fenómeno televisivo ficcional excede las fronteras de la propia televisión y tiende a aprovechar el paso que han sufrido los adolescentes con la evolución tecnológica y su sabiduría generacional que le permite contactar con nuevas pantallas como la de Internet, la telefonía móvil o las consolas de videojuegos (Guarinos, 2009). Por otro lado, según manifiesta Gabelas (2005), el espectador joven ya no siente sólo el placer de ser espectador, también el de ser jugador, lo que le ha llevado a pasar más tiempo ante otras pantallas distintas a la televisiva. Y éste es motivo suficiente para que las televisiones deseen realizar esa “captura de pantalla” doble, en televisión y en el ordenador, con respecto a este tipo de espectadores. Por el lado de la ficción estas series van encaminadas a un público adolescente y juvenil en una horquilla de edad entre los 12 y los 19 años aproximadamente, y, de ese modo, aunque los actores que los representan suelen ser mayores, los personajes que encarnan encajan en esos perfiles. Por el lado de la realidad, el espectador de estas series tiene ahora la oportunidad de integrarse en comunidades de amigos desconocidos con los que compartir sus filias y fobias por tramas o personajes de dichas series. Estos espectadores, como nativos virtuales que son, ya están acostumbrados a generar un perfil identitario propio para relacionarse en la red. Con esos mismos perfiles o con otros generados ex profeso  se adentran en los foros y blogs  sobre las series televisivas empatizando en ocasiones con los personajes y actores a los que admiran (en muchos casos confundiendo actor con  personaje). Diversas investigaciones sobre espectadores jóvenes repartidos por sexos  arrojan la conclusión de que los espectadores hombres tienden más al visionado de  productos deportivos, mientras que las chicas prefieren los productos de ficción (Ortiz, 1999; Sandoval, 2006; Medrano, 2007).   Una visita a cualquiera de los lugares online  donde se produce la interactuación con las series podría desmontar esta afirmación, puesto que hay casi por igual número espectadores hombres y mujeres, compartiendo esta pasión por las series que citamos, como también por los realities  múltiples y variados de los que se nutren hoy por hoy todas nuestras cadenas televisivas y que también cuentan con chats  (caso de Operación Triunfo o Gran Hermano, ambos de Telecinco). Es en esta cultura de la participación donde probablemente se encuentre la auténtica vía para la tan anunciada televisión interactiva, televisión que por su propia naturaleza es incapaz de provocar la retroalimentación tal como está planteada en nuestros días si no es por la ayuda auxiliar de la red de redes. Las generaciones 2.0 en las sociedades occidentales plantean  problemas en la reflexión sobre la construcción del yo que se oferta con una intención clara de visibilización global, incluso desde las más profundas “timideces”. Las grandes distancias de uso de chats , messengers , sociedades virtuales, redes sociales, blogs , vídeos para repositorios… plantean distintos “yo”, que no son más que los conocidos registros que todos empleamos en la praxis comunicativa social. Cualquiera de estos medios, modos o herramientas permite un uso con tendencias informativas, formativas y de opinión pero también performativas. Se desemboca así en un espectáculo audiovisual online  donde las diferencias entre la simulación y la interpretación borran fronteras. Del nuevo espacio del conocimiento, el de la inteligencia colectiva, que Pierre Lévy (1997) llama “cosmopedia”, las comunidades de fans en línea son el mejor ejemplo. Ya se han hecho estudios sobre el fenómeno  fandom  en las telenovelas, los realizados por Nancy Baym (1998) o, más recientemente, sobre la ciencia ficción, el de Jenkins (2009), o el caso de Perdidos  y CSI   (González-Alarcón, 2009 y Tous y Noci, 2009 respectivamente). 1. Medios y usos de las nuevas tecnologías en el universo ficcional Un vistazo superficial al uso que los personajes de las series que trabajamos hacen de las nuevas tecnologías de la comunicación demuestra un reflejo directo de la realidad representada. En esta “cultura de la colaboración”, que ha llamado Jenkins (2009), el análisis de los espectadores internautas arrojaría el mismo resultado de uso. En ambas series existe una serie de mínimos en tecnología que son propiedad de los alumnos   personajes o del instituto. Al tratarse en ambos casos de series juveniles localizadas en centros de estudios, se desconoce si en el ámbito doméstico los personajes cuentan con tales medios a su alcance, no obstante el dominio de uso que demuestran evidencia su familiaridad con ellos. Medios empleados por la totalidad de los personajes jóvenes son el teléfono móvil, el ordenador, de mesa o portátil y la consola de videojuego. Los profesores de ambas series, de una generación o dos por encima de los alumnos, restringen el uso a los dos  primeros únicamente. •   Los usos de dichos medios son: o   Móvil: mensajería sms   (como forma habitual de comunicación entre amigos por encima de la llamada telefónica y como elemento de comunicación discreta/secreta, sobre todo en  El internado ); grabaciones de vídeo y fotografía (con segundas intenciones para ser usadas como extorsión a algún profesor o para perpetrar cyberbullying , ambos casos localizados en Física o química ). o   Ordenador: Chats  y messengers , para comunicarse entre ellos, para conocer a nuevos amigos, fundamentalmente con fines sexuales (esta  práctica puede ser llevada a cabo también por profesores, alguno de los cuales llega practicas cibersexo con su pareja en Física o química ), para recavar información (en  El internado ); comunidades virtuales, para relacionarse en la distancia, jugar o practicar cyberbullying  y ridiculizar a profesores (en Física o química  al estilo Scond Life ); buscadores para obtener informaciones varias relacionadas con las tramas; entrada en  páginas prohibidas (estableciéndose como hackers , en  El internado ); correo electrónico. o   Consola de videojuegos, como ocio o como medio para fines ulteriores de enamoramientos y contactos sexuales. En ningún caso se usan para labores académicas, a pesar de encontrase en colegios, mientras que en algunas ocasiones los ordenadores de las salas de informática sí se emplean para entrar en páginas de sexo. No aparece el uso de blogs . Como estereotipos, se expresan a través de estos medios con el lenguaje sintético propio de la comunicación digital, que, como indica Diego Levis (2007), ha recuperado la comunicación escrita,  pero mal escrita, en tanto que los códigos orales se ven transcritos de forma más o  menos “literal” a los nuevos códigos escritos mínimos, lo que se conoce como el “habla escrita” plagada de contracciones, abreviaturas y sacrificios vocálicos y consonánticos. Tanto en la función como en el modo, resulta indistinto que el usuario sea chico o chica.  No obstante y, curiosamente, dentro de la tendencia de colocar a los personajes mujeres en puestos de relevancia y protagonismo frente al de los hombres, las chicas aparecen como expertas en informática (caso de Violeta en Física o química  y de Victoria en  El internado ), mientras que los chicos no pasan de meros usuarios de nivel medio. Aun así, el uso de estos medios como herramienta para la venganza o el escarnio queda, no reservado, pero sí en mayor número para parte de los personajes adolescentes hombres (especialmente en el personaje de Gorka, en Física o química ). La autorrepresentación física de los mismos en los chats  a través de avatares y  nicks  es el elemento ausente en las series. No puede llegar a saberse salvo un caso aislado en  El internado  (el personaje de Pitágoras, supuesto profesor de matemáticas y asesino también), importante ausencia ficcional si se considera que el hipocuerpo 3  del hipertexto es una extensión de nosotros mismos, creado según la imagen que deseamos que se asocie a nuestra personalidad virtual 4  . 3. Esferas de participación de los espectadores en Internet  Internet constituye una de las creaciones humanas inmejorables para promover la comunicación. Esta potencialidad está siendo empleada por los medios, y muy especialmente por la televisión, para promover y estimular el consumo de sus  productos. Es una red abierta (no importa raza, cultura, edad), funciona  permanentemente y en todo el planeta, es un medio altamente bi y multidireccional (permite que cualquier emisor sea simultáneamente emisor y receptor de mensajes),  posibilita la comunicación con rapidez o en tiempo real, y es un medio global, que no  posee fronteras geográficas (Sádaba y Roig, 2003, p.403). En este sentido, las dos series objeto de este estudio han convertido a Internet en una plataforma privilegiada para  promover la audiencia y estimular la participación de los espectadores de forma tal que ya existen verdaderos clubs de fans de ambos espacios incubados precisamente en la 3  En palabras de Balaguer (2002), “hipocuerpo es la vivencia de pequeñez, de limitación del cuerpo, que es vivido como una herida narcisista frente a las nuevas dimensiones socioculturales del cuerpo, representadas por el hipercuerpo”. 4  Las investigaciones sobre videojuegos indican que los jóvenes suelen elegir aquéllos nicks  fantasiosos de personajes heroicos y fantásticos o bien aquéllos otros que puedan parecer divertidos o graciosos, mientras que los avatares suelen tener características étnicas a las del jugador que los elige o crea pero descartando automáticamente los gordos, de baja estatura o fealdad (Mora, 2008).
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks