Los ingenios. Colección de visitas a los principales ingenios de azúcar de la isla de Cuba

Description
Los ingenios. Colección de visitas a los principales ingenios de azúcar de la isla de Cuba

Please download to get full document.

View again

of 10
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Environment

Publish on:

Views: 4 | Pages: 10

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  PARTE III APÉNDICES NOTA BENE Luís Miguel García MoraAntonio Santamaría García APÉNDICE I Carlos Rebello Estados relativos a la producción azucarera de la Isla de Cuba.  La Habana: Intendencia del Ejercito y Hacienda , (1860) APÉNDICE II Dirección General de Hacienda de la Isla de Cuba Noticia de los ingenios o fincas azucareras en estado de producción que existen actualmente en toda la isla.  La Habana: Imprenta del Gobierno y Capitanía General, (1877)  NOTA BENE  Los ingenios era una obra editorial peculiar en Cuba y en su época por su especialización tec-nológica, no obstante su embellecimiento con ilustraciones, tratándose de un libro con texto.Decímoslo así, pues en el contexto de otro tipo de productos, censales y estadísticos, igualmenteusuales en la isla en su momento, resultaba insólito precisamente por ello. De ese segundo tipode trabajos destacamos en años inmediatos o algo más adelante, dos padrones de fincas azucare-ras realizados en 1860 –casi contemporáneo al relato de Justo G. Cantero por lo tanto–, y en 1877 1 .Se puede decir que el libro de  Los ingenios es parte de una tradición estadística de la industriaazucarera en Cuba, cuyos antecedentes se encuentran en los diferentes censos generales referidosen nuestra introducción, y que se consolidó definitivamente con el libro de Carlos Rebello apare-cido en 1860 . También es posible afirmar que este último y aquél se complementaron, al ser de lamisma época, pues algunos de los datos de que carece el segundo los proporciona el primero conun detalle más exquisito y profuso, puesto que sólo analiza una muestra de las más significativasplantaciones. La identificación existente entre ambas obras amerita ofrecer aquí al lector las esta-dísticas de 1860 y, su complemento, la de 1877 . Siguiendo la evolución del productoen el tiempo,ya a principios del siglo XX la  Revista de Agricultura publicó en diversos números amplios datossistemáticos de dichas fábricas en distintas provincias de Cuba, y en 1912-1913 el Portfolio azuca-rero hizo lo propio en un sólo volumen, incluyendo fotografías, remedo del Cantero . Más adelan-te, sobre todo a partir de las crisis del período de entreguerras, cuando la sofisticación de los sis-temas fiscales y de la economía política y la regulación estatal de las actividades productivasprovocaron el inicio de la moderna era estadística, ejercicios como los citados fueron mucho máscontinuos y variados 2 . 291 1 El primero fue elaborado por Carlos R  EBELLO . Estados relativos a la producción azucarera en la isla de Cuba . LaHabana: Intendencia del Ejército y Hacienda, 1860 , y el segundo por la D IRECCIÓN G ENERALDE H ACIENDADELA I SLADE C UBA . Noticia de los ingenios o fincas azucareras que existen actualmente . La Habana: Imprenta del Gobierno yCapitanía General, 1877 . 2 A lo largo de la introducción mencionamos las obras de carácter más general publicadas en el siglo XIX y que con-tienen extensa y variada información sobre la industria azucarera. Para un detalle mucho más amplio de la literatura téc-nica y económica existente respecto a ella, ver la bibliografía de Manuel M ORENO F RAGINALS . El ingenio: Complejo eco-nómico social cubano del azúcar  . La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 1978 , 3 v., III , p. 167-267 . Después de  Losingenios se editaron algunas obras más con extensos detalles acerca de la tecnología de algunas fábricas de dulce, comola de Fermín R  OSILLO A LQUIER  . Noticias de dos ingenios y datos sobre la producción azucarera de la isla de Cuba . LaHabana: El Iris, 1875 , por citar algún ejemplo. De los referidos censos, el único similar a los dos incluidos aquí que salióde las prensas cubanas en el siglo XIX fue el de Federico C AINE . Hacendados e ingenios de la isla de Cuba . La Habana: 1878 , pero en sus páginas únicamente informa acerca de la propiedad. Respecto a la  Revista de Agricultura , órgano dedifusión oficial del Círculo de Hacendados y Agricultores de la Isla de Cuba, que nació en 1879 , incluyó en sus páginasdespués de 1900 padrones de plantaciones como la «Relación de los ingenios existentes en la provincia de La Habana».  Revista de Agricultura (La Habana). 17/15 (1901) , p. 217 y otra región que contaba con estudios similares para el últimotercio del siglo XIX era Matanzas : D IPUTACIÓN P ROVINCIALDE M ATANZAS . Censo agrícola. Fincas azucareras . Años 1881 .Matanzas: Imprenta Aurora Yumurí, 1883 y  Relación de ingenios de la provincia de Matanzas y datos relativos a los mis-mos . Matanzas: 1895 . Posteriormente, antes de la década de 1920 , vio la luz S ECRETARÍADE A GRICULTURA , C OMERCIOY  Desconocemos las razones e intereses que condujeron a Rebello a publicar su Estados relativos dela producción azucarera en la isla de Cuba 3 , aunque ello no es óbice para reconocer la gran fiabilidady utilidad de sus contenidos, confirmada por casi cualquier investigación posterior realizada acercade uno o varios de los ingenios registrados. El censo incluyó la siguiente información: nombre de laplantación y del propietario; departamento, jurisdicción y partido en que se ubicaba; tipo de fuerzamotriz usada en el trapiche (agua, bueyes o vapor) y de tren empleados en la evaporación (ja-maiquino, Rillieux o Derosne); extensión total de tierra de la finca y superficie plantada de caña;paradero del ferrocarril y puerto más cercano, y producción en 1859 y 1860 , expresada en bocoyes ycajas. Lamentablemente no aporta información sobre la mano de obra empleada 4 .El censo de la Dirección General de Hacienda de la Isla de Cuba. Noticia de los ingenios o fin-cas azucareras que existen actualmente  5 , fue levantado con fines fiscales, por lo que sus datos pue-den estar sesgados a la baja. Aportaba información sobre los trabajadores ocupados en los distin-tos ingenios y distinguía si eran esclavos y propiedad de las plantaciones o libres o alquilados(africanos arrendados a otros dueños). Aparte, la estadística registraba también el nombre de lasfábricas y de sus propietarios, la jurisdicción y partido en el que se ubicaban, la extensión de susfincas y la cantidad de suelo que cultivaban de caña, el producto bruto obtenido por la venta desus frutos en el quinquenio 1872-1876 , los gastos de refacción y el porcentaje que representabanen las ganancias, que restado del anterior permitía calcular la utilidad líquida. Frente a la obra deRebello, sin embargo, omitía cualquier referencia a los ferrocarriles y puertos más cercanos y, loque es más importante, a la tecnología empleada 6 . 292 APÉNDICE T RABAJO . Portfolio azucarero. La industria azucarera de Cuba . La Habana: La Moderna Poesía, 1912-1913 . Dicha institu-ción elaboraba, además, la  Memoria de la Zafra Azucarera Realizada en Cuba . La Habana: 1902-1936 , sustituida a partirde 1937 por el  Anuario Azucarero de Cuba. La Habana: Cuba Económica y Financiera, 1937-1959 . La institución que sehizo cargo del informe periódico de los centrales de la Gran Antilla sacaba también la revista homónima, CubaEconómica y Financiera (La Habana), heredera igualmente de Cuba Importadora e Industrial  (La Habana). Insertados enlas páginas de tales volúmenes o procedentes de sus mismas imprentas encontramos, por ejemplo, «Censo azucarero» e«Ingenios azucareros de Cuba». Cuba Importadora e Industrial  (La Habana), 106 y 109 (1935) ; Censo azucarero de Cuba .La Habana: Cuba Importadora e Industrial, 1936 ;  Mapa azucarero de Cuba . La Habana: Cuba, Importadora e Industrial, 1936 , o Censo azucarero de Cuba y manual estadístico nacional e internacional  . La Habana: Cuba Económica y Financiera, 1937 . De este tipo de trabajos debemos referir, además,  Milling equipament . La Habana: Club Azucarero de Cuba, 1925 ,o Gilmore’s. Manual azucarero de Cuba . La Habana: Gilmore, 1927 , 1937 y 1941 (tecnológicos ambos como, por cierto,el excelente y útil estudio posterior de José A. J ENKINS .  Introducción a la tecnología del azúcar de caña . La Habana:Instituto Cubano del Libro, 1970 ),  Manual of sugar companies . New York: Farr & Co., 1924-1941 , o la más amplia  Memoria del censo agrícola nacional, 1946  . La Habana: Comisión del Censo Agrícola Nacional, 1946 , entre otros. Hay,además, dos investigaciones más recientes al respecto, Rafael P EDROSA . Cinco siglos de industria azucarera en Cuba . LaHabana: MINAZ , 1967 , y Alejandro G ARCÍA Á LVAREZ (y otros).  La categorización de los ingenios azucareros . La Habana:Centro de Información Científico-Técnica, 1972. (Cuadernos de Humanidades; 2 ). 3 Carlos R  EBELLO . Estados relativos… [1] . Manuel M ORENO F RAGINALS . El ingenio… [2] , III , p. 252-253 , ofrecealgunas pistas de sus motivos, centradas básicamente en la condición del autor como cónsul británico en Cuba y losposibles intereses inversores de empresas del Reino Unido en ella, que pocos años después se concentraron, sobretodo, en los ferrocarriles. Ver Óscar Z ANETTI ; Alejandro G ARCÍA Á LVAREZ . Caminos para el azúcar  . La Habana:Editorial de Ciencias Sociales, 1987 , p. 167-198 . 4 El censo del conde A RMILDEZDE T OLEDO . Noticias estadísticas de la siempre fiel isla de Cuba en 1862. La Habana:Imprenta del Gobierno, 1864 , reproducido en: Alejandro G ARCÍA Á LVAREZ ; Luis MiguelG ARCÍA M ORA (comps.). Textos clásicos de historia de Cuba . Madrid: Fundación Histórica Tavera, 1998 [CD-Rom] (Colección Clasicos Tavera;19), incluye información sobre el número de esclavos por jurisdicción y permite hacernos una idea del volumen demano de obra empleada por los ingenios.  5 D IRECCIÓN G ENERALDE H ACIENDADELA I SLADE C UBA . Noticia de los ingenios… [1] . 6 En sendos estudios que dedicamos a los censos de ingenios de 1860 y 1877 , Luis Miguel G ARCÍA M ORA ; AntonioS ANTAMARÍA . «A propósito de la industria azucarera en Cuba, 1860-1880. Mano de obra y tecnología». En: Michelle  293  NOTABENE 18601877T OTAL P ORINGENIO DTP ORC .T OTAL P ORINGENIO DTP ORC . Ingenios 1.3651.190 Tierra extensión  59.45643,658,346.36138,930,8 Tierra de caña 20.75815,211,518.43815,514,5 Producción 448.769328,8315,1516.258433,8402,6 Cercanía al mar  59,571,5 Ferrocarril 10,67,927,99,5 Ingenios/Jur. 34,124,432,151,4 Producción/Jur. 2,62,7 Concentración 28,326,2 Ingenios oeste 48,365,8 Ingenios centro 29,77,4 Ingenios este 22,06,8 Ingenios vapor 70,0 Ingenios bueyes 30,0 Ingenios jam. 90,6 Ingenios vacío 9,4 Ingenios. b-jam. 30,0 Ingenios v-jam 60,6 Ingenios v-vac 9,4 Trabajadores 198.627145,5131.429110,4131,4 Esclavos 129.77595,194.81679,796,5 Otros 68.85251,836.61330,822,3 Fc. ingenio 3330,32,713,0   C UADRO 1 :  Ingenios azucareros cubanos, 1860-1877 . Situación e infraestructura Nota: DT: desviación típica; Tierra: extensión total y sembrada de caña en caballerías; Producción en toneladas; Cercanía al mar:porcentaje de ingenios ubicados en la costa; Ferrocarril: numero de años desde la apertura del primer tren de servicio público en la jurisdicción de cada fábrica; Ingenios y Producción/Jur.: número de ingenios y porcentaje del azúcar total elaborado por la jurisdicciónen que se encuentran; Concentrac.: número de fábricas del mismo propietario en la misma jurisdicción; Ingenios oeste, centro y este:ingenios localizados en las provincias occidentales de Cuba (Pinar del Río, La Habana y Mantanzas), del centro (Santa Clara y PuertoPríncipe) y de Oriente en porcentajes; Ingenios vapor, buey, jamaiquino y vacío: fábricas movidas por vapor, bueyes, dotadas de tren jamaicano y de sistemas de evaporación al vacío en porcentajes; Ingenios b-jam., v-jam. y v-vac.: ingenios movidos por bueyes y dota-dos de tren jamaiquino; por vapor y con dicho tren, y de aparatos al vacío en porcentajes; Otros: número de empleados no esclavos; Fc.ingenios: kilómetros de ferrocarril portátil del ingenio.Fuentes: Luis Miguel G ARCÍA M ORA ; Antonio S ANTAMARÍA . «A propósito de la industria azucarera en Cuba, 1860-1880. Manode obra y tecnología». En: Michelle Guicharnaud-Tollis (ed.).  Le sucre dans l’espace Caraïbe hispanophone aux XIX  e et XX  e siècles . Paris:L’Harmattan, 1999, p. 71-94. Datos tomados de Carlos R  EBELLO . Estados relativos a la producción azucarera en la isla de Cuba . LaHabana: Intendencia del Ejército y Hacienda, 1860, y el segundo por la D IRECCIÓN G ENERALDE H ACIENDADELA I SLADE C UBA . Noticia de los ingenios o fincas azucareras que existen actualmente . La Habana: Imprenta del Gobierno y Capitanía General, 1877, ycompletados para el caso de los ferrocarriles de los ingenios y los trabajadores en 1860 con la información de «Ferrocarriles portáti-les».  Revista de Agricultura (La Habana). 1/9 (1879), p. 229-237, y del conde A RMILDEZDE T OLEDO . Noticias estadísticas de la siem- pre fiel isla de Cuba en 1862 . La Habana: Imp. del Gobierno, 1864. Guicharnaud-Tollis (ed.).  Le sucre dans l’espace Caraïbe hispanophone aux XIX  e et XX  e siècles . Paris: L’Harmattan, 1999,p. 71-94 , y Luis Miguel G ARCÍA M ORA ; Antonio S ANTAMARÍA . «Ingenios por centrales y esclavos por colonos. Mano deobra y cambio tecnológico en la industria azucarera cubana, 1860-1877 ». En: José A. Piqueras (ed.).  Azúcar y esclavitud en el final del trabajo forzado . Madrid: Fondo de Cultura Económica, 2002 , p. 165-184 , indicamos que el único dato apro-ximativo a la tecnología empleada por cada ingenio, si no la conocemos por otras fuentes, es saber si contaba o no conlíneas de tren industriales, que por esa época habían comenzado a instalarse en las plantaciones, y que conocemos gra-cias al artículo «Ferrocarriles portátiles».  Revista de Agricultura (La Habana), 1/9 ( 1879 ), p. 229-237 (más adelante seinstalaron fijos) pues fueron las fábricas completamente mecanizadas las que empezaron a tender tal infraestructuradebido a que necesitaban un suministro muy elevado y sin interrupciones de caña para rentabilizar los rendimientos aescala que permitían las tecnologías incorporadas. Ver también el trabajo de PatriciaC OK . «La introducción de los ferro-carriles portátiles en la industria azucarera, 1870-1880 ». Santiago (Santiago de Cuba). 4 (1981) , p. 137-147 . En el Cuadro 1 sintetizamos la información que ofrecen los censos de 1860 y 1877 para facilitar lalectura de su estadística completa, que se presenta tras esta nota. De los datos del primero destaca lacoexistencia de distintos niveles de desarrollo mecánico que explicábamos en el estudio introductorio
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks