Las entrañas del humanismo ateo según Francisco Canals Vidal

Description
Las entrañas del humanismo ateo según Francisco Canals Vidal

Please download to get full document.

View again

of 3
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Social Psychology

Publish on:

Views: 5 | Pages: 3

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  Las entrañas del humanismo ateo “  La negación de Dios o de la religión no constituye, como en épocas pasadas, un hecho insólito e individual; hoy día, en efecto, se presenta no rara vez como exigencia del progreso científico y de un cierto humanismo nuevo. En muchas regiones esa negación se encuentra expresada no sólo en niveles filosóficos, sino ue inspira ampliamente la literatura, el arte, la interpretación de las ciencias humanas y de la historia y la misma legislación civil. Es lo ue explica la pertur!ación de muchos ” ( "#  , 7).La difusión mundial de ‘ cierto humanismo nuevo$   en todos los niveles de la literatura, del arte, de las ciencias humanas y de la historia y hasta en la misma legislación, según afirma el Concilio aticano !!, e"ige una e"#licación m$s detenida. %rge un an$lisis en #rofundidad del núcleo fundamental y común de los humanismos &ue hemos e"#uesto. 'rinci#almente #or&ue el falso humanismo se #resentaa a s mismo con conciencia de remedio de todos los males* con la convicción de ofrecer al mundo la solución al enrevesado #rolema del homre* o como único  #rinci#io orientador de cual&uier em#resa #ersonal o colectiva. La a#ariencia amale, solidaria y filantró#ica del humanismo moderno em#e+ó a ser #uesta ao sos#echa #or -. ostoievs/i (012030110). 4n la figura y #sicologa de !v$n -iódorovich 5arama+ov, uno de los tres #ersonaes #rinci#ales de la novela ‘  Los hermanos %aramazov$   (0116), el literato ruso &uiso vincular los valores y el entusiasmo #or el humanismo ateo con una actitud vital de odio y resentimiento a ios y a la condición del homre concreto. 4st$ cone"ión es#iritual y el valor del resentimiento fueron retomados #or iet+sche ao signo inverso. 8in emargo, la acusación niet+scheana de resentimiento, en el trasfondo de la ense9an+a evang:lica sore el amor, fue refutada #or ;a" 8cheler en la ora “  El resentimiento en la moral  ”. ;a" 8cheler demostró en su escrito &ue, en contra de la tesis de iet+sche, es en la g:nesis de la filantro#a universal, caracterstica del humanismo ateo, donde suyace socialmente como ase el fenómeno #sicológico del resentimiento 0 .Las intuiciones de ostoievs/i y los audaces an$lisis de ;. 8cheler #atenti+aron la im#ortancia del trasfondo filosófico antitestico del ‘nuevo humanismo<. 8us a#ortaciones revelaron el as#ecto m$s suetivo y #sicológico del origen del humanismo. esde entonces numerosos estudios intentaron e"#oner los elementos caractersticos y #rinci#ales de esta nueva conce#ción del mundo* y entre ellos descuella el documentadsimo estudio de =enri de Luac (01>?30>>0). 4n su conocida ora  El drama del humanismo ateo (0>@@)   clarificó cu$l era el común denominador de estas diversas corrientes. 4l elemento común y unificador de estos humanismos reside, según el teólogo franc:s, en su fundamento, la negación de Dios , y en su oetivo, la aniuilación de la persona 2 .  La negación de Dios 4n la ora de -rancisco Canals, #odemos encontrar una e"#licación detallada de los diversos momentos decisivos del #roceso histórico3filosófico de este humanismo cerrado a la trascendencia. 0  “  &ara reconocer ue el n'cleo del movimiento moderno de filantropía universal se funda en el resentimiento, !asta considerar cómo este movimiento afectivo histórico(social o!edece no a un impulso srcinal y espont)neo hacia un valor positivo, sino una protesta, a un contraimpulso *odio, envidia, sed de venganza, etc.+, contra las minorías dominantes en posesión de valores positivos. La humanidad- no es el o!eto inmediato de este amor (sic)  , sino ue es meramente un pretexto esgrimido contra el o!eto odiado. Esta filantropía es, en primer lugar, la expresión de una reprimida repulsa frente a Dios ” ; AB  8 C=4L4  ,  El resentimiento en la moral  , Ca#arrós 4ditores, ;adrid 0>>1, #. >>. 2  =enri de Luac, aun&ue distingue entre tres humanismos (humanismo #ositivista de Augusto Comte, humanismo mar"ista y humanismo nit+scheano), desvela, sin emargo, cu$l es el fundamento común y el oetivo #rinci#al de estos diversos antro#ocentrismos antitesticos. As lo adelanta en el #rólogo de su oraD “  /umanismo positivista, humanismo marxista, humanismo nitzscheano son, m)s ue un ateísmo propiamente dicho, un antiteísmo, y m)s concretamente, un anticristianismo, por la negación ue hay en su !ase. &or opuestos ue sean entre sí, sus mutuas implicaciones, escondidas o patentes, son muy grandes y tienen un fundamento com'n consistente en la negación de Dios    , coincidiendo tam!ién en su o!etivo principal de aniuilar la persona humana ” = 4!   4  L %EAC ,  El drama del humanismo ateo , 4ncuentro, ;adrid 0>>6, #. 06 (el surayado es nuestro). 0  4n un #rimer momento, advierte Canals &ue “ el dinamismo histórico del hom!re moderno (sic)  se ha mostrado como un esfuerzo tr)gico de 0finitud constituyente1 ” F . La finitud constituyente es usur#ación #or lo finito y terreno de los atriutos de lo eterno* es sa&ueo de lo celeste. La modernidad anticristiana, según Canals, se ha des#legado filosóficamente como una #rogresiva toma de conciencia en la &ue los atriutos de la divinidad han venido a ser #uestos en lo humano. 'or eso “ detr)s de 2arx, est) /egel, y a la ética y política positiva o utilitarista  Glo &ue de Luac llama el humanismo #ositivista3,  su!yace el 0Deus sive natura1 de #pinoza ” @ . La negación de ios,  #or tanto, consiste en la inmanenti+ación de lo divino en la naturale+a finita* o, lo &ue es lo mismo, en la afirmación del valor asoluto del homre y de lo humano. 4n un segundo momento, este #roceso de inmanenti+ación, de afirmación del valor asoluto de lo tem#oral, según Canals, ha tenido su infle"ión m$s decisiva, m$s &ue en la #roclamación niet+scheana de la necesidad de la muerte de ios, en la ora y sentido #rofundo del hegelianismo de i+&uierda de -euerach. 4n -euerach, la #oltica es nuestra religión* lo humanos es lo divino* el 4stado es la #rovidencia del homre. As, la muerte de ios, #rotervamente #rofeti+ada #or  iet+sche, se e"tiende masivamente en nuestras sociedades desde #royectos #olticos antitesticos. “ 0La muerte de Dios1 (sic)  se realiza en la conciencia del hom!re masificado de nuestra sociedad ur!ana a través de la 0diversión1 respecto de lo eterno. En nuestras óvenes generaciones , afirma Canals,  se destruye el ham!re de inmortalidad 3la a!urrida idea de la inmortalidad del alma, decía  Engels( y con ella el sentimiento y comprensión, la disponi!ilidad y apertura, para lo eterno e infinito ” H .-inalmente, según este autor, el radical antro#ocentrismo, en &ue se consumó el #roceso de la modernidad se#arada de ios, eerció su m$"ima influencia sore la conciencia contem#or$nea a trav:s del nuevo sentido u orientación &ue se manifiesta en el mar"ismo. 4l mar"ismo, en su intento de su#erar todas las alienaciones #osiles #ara alcan+ar el #leno humanismo, encontró aún en la ora de -euerach, fundamento suficiente #ara acusarla de contaminación teológica, es decir de falta de #ure+a antro#oc:ntrica. 4n la #ro#ia afirmación de la divinidad de lo humano, considerado en su esencia astracta y universal, el mar"ismo vio en el hegelianismo de i+&uierdas herencias y restos de contaminación teoc:ntrica. 'or eso el mar"ismo “  frente a la atri!ución especulativa de un car)cter divino a la humanidad en su esencia universal, afirma ue no se trata ya de conocer la realidad, sino de transformarla ” ? . 'or tanto “ la autorrealización del hom!re como lo supremo  Gel reverso de la negación de ios3,  se eercita en todas las dimensiones privadas y p'!licas de la vida contempor)nea, con inspiración marxista o pragmatista, en cuanto se desenvuelve como un vivir constituido desde sí mismo por la primacía de la praxis humana ” 7 . 'or tanto el mar"ismo re#resenta, según Canals, la culminación doctrinal de a&uel #roceso de asoluti+ación de lo inmanente. 4n este #roceso se reali+a, como su fruto y oetivo natural, lo &ue =. de Luac llamó ‘ la aniuilación de la persona <.  La aniquilación de la persona “  4l cancelar la primacía de la contemplación el antropocentrismo radical expresado en la  primacía a!soluta de la praxis cancela el reconocimiento de auello ue es 0dignissimum in tota natura1 ” 1 . Iras el #roceso de negación de ios &ue culmina en la tesis mar"ista de la #rimaca de la acción, y &ue #ervive en “ la hegemonía planetaria de la ciencia tecnificada so!re todas las F  -. C AAL8   !AL ,  El culto al 5orazón de 5risto ante la pro!lem)tica humana de hoy , C !8I!AA  (@?7J4nero 0>76), #$gs. F30H. @  !d. H  !d. ?  !d. 7  !d. 1  -. C AAL8   !AL , 6eoría y praxis en la perspectiva de la dignidad del ser personal  , Conferencia #ronunciada en el Congreso !nternacional “Ieora y #ra"is” celerado en K:nova y Earcelona en se#tiemre de 0>7?. 'ulicado  #osteriormente en C !8I!AA  (H@1Jcture 0>7?), #. 2F132@2 2  dimensiones de la vida contempor)nea ”, se #atenti+a #r$cticamente el sin3sentido, o el drama del humanismo ateoD la muerte del homre > . La ani&uilación de la #ersona se caracteri+a, #or una #arte, #or la anulación del reconocimiento teórico y #r$ctico de su liertad #ersonal, y, #or otra #arte, #or la soledad y olvido del homre concreto e individual en la masa social.La negación es#eculativa del lire aledro est$ ya en los fundamentos filosóficos del humanismo ateo. As lo #odemos encontrar en los monismos #antestas de 8#ino+a, =egel, Leini+, etc. 'ero la negación #r$ctica del lire aledro se desenvuelve, según afirma Canals siguiendo los an$lisis de =eidegger, #recisamente en la #uesta en #r$ctica #oltica de la #rimaca de la acciónD “ la tecnocracia viene a definir en sentido muy esencial el impulso directivo de nuestra vida. &orue el antropocentrismo, eercido en la primacía de la acción transformada en eficacia técnica, impone la necesidad (sic) de ue la voluntad de poder se identifiue con el instinto calculador ue somete la li!ertad humana y transforma el animal racional en mano de o!ra o euipo de tra!ao al servicio del consumo del ente ” 06 .8in emargo el mayor drama de este humanismo reside en lo &ue Canals denomina la ‘  soledad en la socialización <. La fenomenologa sartriana sore el ‘  ser mirado < manifiesta esta soledad en la masificación social. Al asumir la #rimaca de la acción concie necesariamente la mirada unilateralmente dominante, utilitarista, ‘ inspectora < y a#lastante. La afirmación “ el infierno son los otros ” est$n as en la ase de la negación de ios como ‘ inspector  < infinito, cuya mirada eterna y omni#resente anula toda #osile liertad. 8e trata en el fondo a la negación de toda verdad y ien en el ser, toda #osiilidad de contem#lación y de amor desinteresado, #or lo cual el homre &ueda destinado al asurdo de una liertad &ue se hace a s misma y, #or lo tanto, destinada a la nada 00 .  Epílogo Concluye Canals sus an$lisis afirmando la urgencia y necesidad de recu#erar el orden del amor en la verdad. “  La primacía final de la contemplación, ue es compati!le y ue exige el reconocimiento de una primacía din)mica de la acción en el hom!re viador (sic)  , se comprenden  sólo si no se ignora la implantación del amor en el orden de lo contemplativo, de la ue deriva la exigencia y el imperio del amor so!re la praxis. #i no comprendemos el supremo acto contemplativo como comunicación de vida y la inserción del amor en la contemplación como  felicidad del hom!re, no ha!remos comprendido tampoco lo ue es la sa!iduría humana y cristiana. 07o se entra en la verdad sino por la caridad1 0El ue no ama no conoce a Dios, porue  Dios es amor1 ” 02   >  4n este sentido a#unta Canals al hecho cada ve+ m$s común de &ue “ ahora ue la 0tercera edad1 es tam!ién un 0tema sociológico1 y de programación sociopolítica, est) ocurriendo cotidianamente en las grandes ciudades la vida y la muerte solitaria de ancianos, mientras la infancia parece estar destinada por el progreso y por la emancipación de la muer a ser atendida por el Estado por personal especializado, o entregado en los niveles económicamente m)s altos a la atención mercenaria y utilitaria de los 0!a!y see8ers1 ” !d. 06  -. C AAL8   !AL ,  El culto9,  #.   H A9ade Canals a modo de eem#loD “  El acierto en el ritmo de un slogan o en la  sugerencia ue en el mecanismo de asociación de im)genes puede tener un gesto o una frase lanzada a través de los  grandes medios de comunicación de masas pueden representar millones de votos para la designación de los m)s influyentes poderes en el mundo de hoy ”. 00  “  &ero si atendemos con sinceridad  Gafirma Canals ( a la situación del hom!re contempor)neo, en la sociedad regida  por una voluntad planificadora al servicio de sí misma y sin fines 0especulativos1, leos de ser aplastados por la mirada del próimo, hallaremos tal vez ue en su tr)gica soledad, perdido en lo p'!lico y sumergido en la  socialización impersonal de pretendidas 0relaciones humanas1 3#ensemos en las modernas redes sociales en !nternet (, este hom!re podría ser caracterizado con el título de: 0el hom!re a uien nadie miró1 ” -. C AAL8   !AL , 6eoría y  praxis9 , #. 2@6. 02  !d., #. 2@2 F
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks