LA VERDADERA IDENTIDAD DEL COMENDADOR ESCRIVÀ, POETA VALENCIANO DE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XVI

Description
LA VERDADERA IDENTIDAD DEL COMENDADOR ESCRIVÀ, POETA VALENCIANO DE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XVI

Please download to get full document.

View again

of 22
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Leadership & Management

Publish on:

Views: 3 | Pages: 22

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  LA VERDADERA IDENTIDAD DEL COMENDADOR ESCRIVÀ,POETA VALENCIANO DE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XVI Ivan Parisi Istituto Italiano di Scienze Umane «Tutti vogliono viaggiare in primae che il viaggio non finisca mai»Luciano Ligabue«Someday we’ll live on venus and men will walk on Mars but we will still be monkeys down deep inside» David Byrne INTRODUCCIÓN 1 Ven, muerte, tan escondida,que no te sienta venir, porque el placer del morir no me torne a dar la vida En el capítulo trigésimo octavo de la segunda parte del Quijote , según el relato de la dueñaDolorida, alias condesa Trifaldi, así cantaba don Clavijo, emblema de los poetas amatorios, paragranjearse su simpatía y obtener así vía libre a la alcoba de la princesa Antonomasia.Los primeros comentaristas del Quijote no tuvieron muchas dificultades para encontrar el tex-to srcinal de donde había sido extraída esta redondilla, si bien Cervantes la reproducía con unavariante ligeramente enmendada: se trataba de la primera estrofa de una copla publicada en el1511 en el Cancionero General de Hernando del Castillo a firma del comendador Escrivà. La co- DOI: 10.2436/20.2500.01.31  Estudis Romànics  [Institut d’Estudis Catalans]Vol. 31 (2009), p. 141-162 1.Este artículo ha sido elaborado a partir del informe final, realizado bajo la dirección de la profesora EulàliaDuran, de la beca de investigación «Generalitat de Catalunya» concedida por el Institut d’Estudis Catalans en el2006. Desde aquí vaya mi agradecimiento a Alejandra Guzmán Almagro por su valiosa ayuda en la redacción deltexto en castellano.  pla era, de hecho, muy conocida en los años en que Cervantes escribía su obra y gozaría de nota-ble fortuna en los siglos sucesivos y habría de suscitar grandes entusiasmos, siendo reproduci-da, glosada y comentada muchas veces. Baste citar la interpretación que en 1614 (apenas un añoantes de la publicación de la segunda parte del Quijote ) hizo Lope de Vega en en sus  Rimas sa-cras , 2 o bien el comentario a la misma en 1648 de Baltasar Gracián. 3 Pero, ¿quién era el autor de la copla que firmaba solamente el comendador Escrivà? ¿a quéorden militar pertenecía? ¿qué encomienda ostentaba?Partiendo de un repaso somero de los estudios dedicados a este poeta valenciano de la prime-ra mitad del siglo xvi y sobre todo del análisis de las dos identificaciones propuestas hasta la fe-cha, en este trabajo presentamos una tercera hipótesis de identificación que por varios motivos pa-rece ser la que mejor se adapta a la enigmática figura del comendador, demostrando así laimprobabilidad de las diversas teorías de identidad formuladas hasta la fecha.1.LAS FASES DEL PROCESO DE IDENTIFICACIÓN1.1 .Los estudios publicados hasta la actualidad En el Cancionero General de Hernando del Castillo, publicado en Valencia en 1511, 4 se re-cogen siete composiciones poéticas atribuidas al comendador Escrivà, sin ningún nombre de pilaque pueda identificarlo. En la segunda edición del cancionero, publicada también en Valencia en1514, 5 se incluyen otras veintiuna composiciones, diferentes de las anteriores y también adjudica-das al comendador Escrivà, sin ninguna otra precisación. En consecuencia, los primeros estudio-sos que se ocuparon de la figura literaria del comendador Escrivà, entre la segunda mitad del siglo xix y los comienzos del xx , Milá y Fontanals, 6 Menéndez y Pelayo 7 y Carolina Michaëlis de Vas-concellos, 8 sostuvieron la hipótesis de que mossèn Joan Ram Escrivà, maestro racional del reino deValencia y autor de numerosas composiciones poéticas en catalán 9 y el comendador Escrivà, autor de los poemas en castellano recogidas en el Cancionero General , eran la misma persona, basán-dose en el bilingüismo literario frecuente entre los eruditos valencianos activos entre el final del si-glo xv y los inicios del xvi . Esta hipótesis se constituyó con el transcurso de los años en una ver-dad «a medias» hasta llegar a convertirse en verdad absoluta, lo que sucede a menudo en la historiade la crítica filológica con determinadas hipótesis a causa de la auctoritas de quien las formula. Dehecho, no hubo un nuevo planteamiento hasta la publicación del esclarecedor artículo de Martí deRiquer, 10 si bien la primera teoría no desapareció en algunos estudios sucesivos. Pero hasta enton-ces, y en las décadas de los sesenta y setenta del pasado siglo, dos importantes estudiosos catala-nes volvieron a ocuparse del comendador Escrivà, aportando nuevos argumentos para esta prime-ra identificación. En concreto, en 1964 el propio Martí de Riquer, en su  Història de la literatura  IVAN PARISI  2.Vega, I, 1969: 398-399.3.Gracián, 1944: 148.4.Castillo, 1958.5.Castillo, 1959.6.Milá y Fontanals, III, 1890: 223-224 (el texto en cuestión es del 1865).7.Menéndez y Pelayo, III, 1944: 181-184 (el texto en cuestión es del 1893).8.Michaëlis de Vasconcellos, 1912: 627-649.9.Para lo referente a Joan Ram Escrivà cfr. Parisi, XLIX, 2003-2004: 189-224 y Id., n.24, 2004: 55-116.10.Riquer, LIII, 1993. 142  catalana 11 y en 1974 Miquel Batllori en la voz «Escrivà de Romaní i Ram, Joan» de la Gran En-ciclopèdia Catalana. 12 Otros dos estudios monográficos sobre los poemas delcomendador se pu-blicaron en 1989 por Giovanni Caravaggi 13 y Josep Lluís Sirera, 14 donde todavía aparecen dos po-etas confundidos en un único personaje. Finalmente, en 1993, Martí de Riquer retoma el problemade identificación del personaje y distingue la figura histórica del poeta Joan Ram Escrivà, activoexclusivamente en catalán, de aquella otra que corresponde al poeta llamado comendador Escrivà , que escribe exclusivamente en castellano. En este mismo estudio, Martí de Riquer lanza una nue-va hipótesis de identificación con el ingeniero valenciano Pedro Luis Escrivà. 15 Paralelamente a estos estudios y con el transcurso de los años, se han realizado varias investi-gaciones que han permitido atribuir a la pluma del comendador Escrivà otra obra. Carla Perugini,en su publicación en 1996 de una edición moderna de la Qüestión de amor  ,obra anónima impri-mida en Valencia en 1513, 16 si bien aceptaba todavía la identificación con el maestro racional, tuvoel mérito de ser la primera en avanzar la hipótesis de atribución al comendador Escrivà . 17 A su vezEulàlia Duran, en un artículo sobre la misma obra, profundizaba en la hipótesis de Perugini, peroaceptando la identificación propuesta por Martí de Riquer, y aportaba nuevos datos biográficos re-lativos al ingeniero Pedro Luis Escrivà. 18 Finalmente, los últimos autores que se han ocupado del comendador Escrivà han acogido laidentificación propuesta por Martí de Riquer: Vicenç Beltrán Pepió, en el 2002 19 y en el 2003Óscar Perea Rodríguez, 20 mientras Ines Ravasini, autora de una reciente edición de las poesías delcomendador Escrivà, muestra todavía alguna incertidumbre al respecto.1.2. Las noticias biográficas que podemos recabar de las composiciones poéticas Los elementos biográficos que podemos extraer de las composiciones poéticas atribuidas alcomendador Escrivà, 21 por ser éstas de temática exclusivamente amorosa y cortesana, son muy es-casos. De hecho, estos datos han sido ya indicados por Martí de Riquer, si bien nos parece opor-tuno enunciarlos aquí nuevamente aunque sea de forma somera, ya que constituyen una de laspruebas determinantes para sostener nuestra nueva hipótesis de identificación.Según Martí de Riquer, es posible recabar algunas noticias que describen el ambiente concretoen el que se movía el comendador Escrivà a partir de las composiciones que él identifica en su cita-do trabajo como las número 16 y 17, publicadas en la segunda edición del Cancionero General. 22 En  LA VERDADERA IDENTIDAD DEL COMENDADOR ESCRIVÀ  143 11.Riquer, III, 1964: 357-362.12. Gran Enciclopèdia Catalana , VI, 1974: 786-787.13.Caravaggi, 1989: 248-258.14.Sirera, 1989: 259-269.15.Riquer, LIII, 1993.16.Perugini, ed., 1996. Sobre esta obra anónima se interesó también en su día Benedetto Croce (1894).17.La misma tesis ha sido sostenida después por Ocaña Cortijo (2001).18.Duran, XLV, 1995-1996: 389-407.19.Beltrán Pepió, 2002: 48.20.Perea Rodríguez, 2003: 36-46 y Id., 2003: 227-251 y Ines Ravasini (ed.), 2008, escritora también de otroartículo relacionado con la obra del comendador (2002: 255-264).21.En el Cancionero general...copilado ymaravillosamente ordenado por Hernando del Castillo , las siguientesson las composiciones atribuidas al comendador Escrivà: en el f. CXLVIIIv: «Que sentis coraçon mio»; f. CXXVIIIv:«Ven muerte tan escondida», «Soledad triste que siento», «yo con vos y vos sin mi»; f. CXXIXr: «Ved que tal es miventura» y «Yo me parto sin partirme»; f. CXLVv: «Siempre cresce mi cuydado» . Para las composiciones atribuidasal comendador Escrivà presentes en la segunda edición del Cancionero cfr. Riquer, LIII,1993: 97-98.22.Riquer, LIII,1993: 98.  la primera, indicada como «copla sola suya porque yendo las damas de la señora reyna de Nápo-les a monte no hiziereon caça», el autor se lamenta porque las damas de la reina de Nápoles fue-ron al monte a cazar y volvieron sin haber cogido ningún ciervo. En la segunda, señalada como«otra sola suya porque tornando las damas a caça no fue su amiga» y que se refiere a la misma si-tuación, el autor afirma que su amada no participó en la cacería para tranquilidad de los unicor-nios, pues la leyenda contaba que éstos podían cazarse sólo cuando una bella doncella los habíaatraído sacándolos de su refugio. No hay duda de que la reina de Nápoles que se menciona en lascomposiciones puede ser Juana de Aragón, hermana del rey Fernando el Católico y casada en el1477 con el rey de Nápoles Ferrante I, o bien su hija Juana, llamada la Joven, casada con Ferran-te II, llamado Ferrandino. Se trata de las dos reinas que, siendo ambas viudas entre 1494 y 1496,firmaban como «las tristes reinas» y así eran llamadas. 23 En 1499 las dos mujeres, tras haber superado el difícil período de la guerra sostenida por elrey de Nápoles y los españoles contra los franceses de Carlos VIII (1494-1496), volvieron a Es-paña. Martí de Riquer, intentando datar el momento en el que las dos reinas habrían podido gozar de un período de tranquilidad para dedicarse al entretenimiento cortesano de la caza, circunscribela posibilidad a tres situaciones precisas.La primera habría tenido lugar en Nápoles, entre el mes de julio de 1496, cuando gracias a lavictoria sobre los franceses conseguida por el capitán del ejército español Gonzalo Fernández deCórdoba en Atella, el joven rey de Nápoles Ferrandino regresó al poder, y el mes de septiembrede ese mismo año, cuando repentinamente el mismo rey enferma y muere en pocos días. 24 La segunda en Valencia en el 1501, cuando la reina de Nápoles fue nombrada por su hermanolugarteniente general de Aragón, Valencia y Cataluña, así como, en 1505, virreina de Valencia. 25 La última situación se habría producido también en Nápoles, entre noviembre de 1506 y elaño 1517, cuando muere la reina en esta ciudad, pues desde el 1507 había vuelto al séquito de Fer-nando el Católico, el cual vendría a tomar posesión de su nuevo reino. 26 El estudioso catalán deduce, partiendo de estas premisas, que el comendador Escrivàestuvoen contacto con la corte de las dos reinas o en Valencia, o durante una estancia probable en Ná-poles. Ahora bien, si aceptamos la hipótesis de atribución de la Qüestión de amor  a su pluma sos-tenida por Perugini, podemos situar esta estancia del comendador Escrivà en Nápoles entre 1508y 1511, ya que, según Duran, el episodio amoroso referido en la obra puede ser interpretado comouna crónica de la vida en la corte napolitana de aquellos años. 27 1.3. Sobre la identificación del comendador Escrivà con el maestro racional del reino de Valencia Joan Ram Escrivà El bilingüismo literario no fue el único argumento dado por los estudiosos que se ocuparondel comendador Escrivà para justificar su identificación con el maestro racional Joan Ram Es-crivà. En la voz de la Gran EnciclopèdiaCatalana dedicada a Joan Ram Escrivà, Miquel Batllo-ri lo justificaba con la ausencia, en el momento en que llevaba a cabo sus investigaciones, de untestimonio histórico de la existencia de un comendador Escrivà de la orden de Montesa que vivióhacia el 1500 y con la circunstancia de que al maestro racional se le habrían encomendado diver-  IVAN PARISI  23.Croce, XIX, 1894: 354-375.24.Riquer, LIII,1993: 105.25.  Ibidem : 106.26.  Ibidem. 27.Duran, XLV, 1995-1996: 390. 144  sos castillos y ciudades, bien en el reino de Valencia, bien en el de Nápoles, donde fue embajador del Católico hasta el final del siglo xv . 28 Si bien ignoramos el motivo por el que Batllori hizo re-ferencia a una determinada orden de caballeros, podríamos avanzar la hipótesis de que tal vez serefiriese a la orden de Montesa en honor a los orígenes valencianos de los Escrivà. 29 De hecho, co-nocemos un documento que relaciona de alguna forma al maestro racional con la orden en cues-tión. Se trata de una carta de Fernando II, rey de Aragón, datada en Tarazona el 24 de marzo de1484, en la que ordena conceder el maestrazgo de Montesa a su sobrino, Felipe de Aragón y anu-lar el nombramiento precedente en favor del fraile Felipe Boyl i Vives. 30 En el largo elenco inicialde destinatarios encontramos citado a «Johanni Ram, administratori et gubernatori, exactori et re-ceptori iurium et redditum dicti magistratus, per nos in vim sequestri ad ea positis et deputatis»,que nos llevaría a afirmar que Joan Ram Escrivà habría sido ajeno a la orden, sobre todo si nosatenemos a la situación en la que la carta fue redactada, que haría esperar un título de «commen-dator» o «miles» junto a su nombre. Así, pues, es posible que este personaje fuera escogido por elrey para este importante encargo, a ejecutar en un tiempo determinado, exclusivamente por su ca-pacidad de gestión económica, bien demostrada como racional.De hecho, el propio Martí de Riquer niega categóricamente la teoría de que el comendador Escrivà pueda ser identificado con el maestro racional por dos razones. Por un lado, y según susinvestigaciones, Joan Ram Escrivà no aparece nombrado como comendador en ningún texto ofi-cial, notarial o histórico. Por otro lado, y en referencia al segundo argumento dado por Batllori, nosería lícito suponer que ésta fuera una denominación abusiva del Cancionero General aplicada aquien fue alcaide de los castillos y señor de las tierras, pues tal irregularidad era inadmisible a co-mienzos del siglo xvi , cuando las categorías personales estaban bien delimitadas. 31 1.4. Sobre la identificación del comendador Escrivà con el ingeniero Pedro Luis Escrivà A Martí de Riquer corresponde el mérito de haber propuesto una nueva identificación del co-mendador Escrivà con un caballero valenciano llamado  Pyrrus Aloisius Escrivà , que firmó su úni-ca obra como «comendador Escrivà», es decir como el autorde las composiciones presentes en el Cancionero General. La existencia histórica de este caballero parece hoy ampliamente documentada e incluso in-discutible. Tal y como ha revelado Eulàlia Duran, que retoma al historiador Escolano, 32 su verda-dero nombre fue mossén Pedro Luys Escrivà ,quien fue «cavallero del hábito de San Juan, naturalde Xátiva». 33 Otro historiador valenciano, Viciana, citado por Duran y que también citó en su díaMartí de Riquer, recuerda al comendador Escrivàen dos ocasiones. La primera, el año 1521, enplena guerra de las Germanías, cuando el ejército de los agermanadosde Valencia comenzó a ase-diar el castillo de Corbera, defendido en nombre del duque de Gandía por mossèn Escrivà, co-mendador de San Juan, el comendador de Villanova y Andrés Porta de Penáguila, valerosos com-batientes junto a doscientos hombres. 34 La segunda ocasión tuvo lugar el 25 de julio del mismoaño durante la batalla de Vernissa, cerca de Gandía, que enfrentó a los agermanadosy a las fuer-  LA VERDADERA IDENTIDAD DEL COMENDADOR ESCRIVÀ  145 28. Gran Enciclopèdia Catalana , VI, 1974:787.29.Sobre los orígenes de la familia Escrivà cfr. Parisi, XLIX, 2003-2004.30.Torre, II, 1949: 36-38 (año 1484: doc. n.34).31.Riquer, LIII, 1993: 99.32.Escolano, 1972: libro 10, cap. 5, col. 1551.33.Duran, XLV, 1995-1996: 404.34.Viciana, IV, 1972: 288-289.
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks