A 50 AÑOS DE LA DIGNITATIS HUMANAE LA LIBERTAD RELIGIOSA EN EL CONCILIO VATICANO II

Description
«Muy interesante —me había dicho en Tubinga antes de mi viaje a Estados Unidos, con una sonrisa amable, un simpático colega de la universidad de Yale, profesor de estudios judíos—; existe la Iglesia, lo sé; existe la libertad, también lo sé. ¡Pero no

Please download to get full document.

View again

of 15
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Public Notices

Publish on:

Views: 6 | Pages: 15

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  A 50 AÑOS DE LA DIGNITATIS HUMANAELA LIBERTAD RELIGIOSA EN EL CONCILIO VATICANO IICarla Begazo Maica 1 «Muy interesante —me había dicho en Tubinga antes de mi viajea Estados Unidos, con una sonrisa amable, un simpático colegade la universidad de Yale, proesor de estudios judíos—! e"iste la#glesia, lo s$! e"iste la libertad, tambi$n lo s$% &'ero no sabía (uee"istieran juntas #glesia y libertad)* +   Resumen El derecho a la libertad religiosa consagrado en la Declaración ignitatis-umanae  del Concilio Vaticano II fue objeto de un azaroso y controvertidoproceso de elaboración y reelaboración. e presenta a!u" principalmenteuna visión histórica del documento# el conte$to previo# el dif"cil proceso deelaboración# y el documento %nal.&alabras clave' ignitatis -umanae # Concilio Vaticano II# (ibertad religiosa yde conciencia.)bstract *he right to religious freedom established in the ignitatis humanae statement of the econd Vatican Council +as subject to controversial and re,drafting preparation. -erein# +e analyzed mainly since a historical visión#the previous conte$t# controversial preparation and the %nal document.ey+ords' Dignitatis -umanae# econd Vatican Council# Religious freedom#freedom of conscience.) cincuenta a/os de la Declaración Conciliar Dignitatis -umanae# vale lapena sacar a relucir el p0rrafo supra  de -ans 1ng# por!ue pone sobre eltapete la gran importancia !ue tuvo para la Iglesia la cuestión sobre la(ibertad Religiosa 2(R3. Desde el momento !ue se planteó el tema# 4ste seconvirtió en un asunto pol4mico !ue se prolongó durante todo el periodoconciliar y postconciliar# incluso hoy genera suspicacias en algunos sectoreseclesiales. &or eso# a modo de celebración gozosa por lo !ue signi%có# pero al mismotiempo memoria histórica !ue no debe ser olvidada# es menester a%rmar larelevancia y trascendencia de este te$to para nuestro tiempo# el cualtodav"a est0 cargado de fundamentalismos y cerrazones. Con 1ngpodemos repetir'5Con la Declaración sobre la libertad religiosa la Iglesia católica da unnuevo giro# !ue inicia una 4poca# hacia la modernidad# para la cual la 6  *eóloga# docente de la 7.C..8. 9  En 6:;<# siendo un joven teólogo y perito del Concilio# -ans 1ng hab"a sidoinvitado a Estados 7nidos a una conferencia !ue ten"a como tema' 5Iglesia y(ibertad=. En' 1ng# -ans# (ibertad con!uistada. 8emorias# 9>><# <:?.  libertad religiosa y de conciencia forma parte de los derechoshumanos= 21ng# 9>><# @A;3. 1A!"ece#e!"e$ e! la ge$"aci%! #el #oc&'e!"o11La li(er"a# religio$a) &! g*!e$i$ azaro$o e! la Igle$ia -istóricamente el tema de la libertad religiosa hunde sus ra"ces en lasDeclaraciones de derechos americana 26??;3 y francesa 26?B:3 despu4s ir0tomando mayor fuerza en las constituciones y ordenamientos jur"dicos delos dem0s pa"ses las consecuencias !ue se derivaron 5afectaron= o5favorecieron= 2dependiendo de la perspectiva3 a la Iglesia# por!ue dieronlugar a 5la desaparición del estado confesional la separación Iglesia,Estadoy la proclamación del derecho de libertad religiosa= 2Corazón# 6::<3. (a p4rdida de espacio y dominio fue un vendaval y no fue bien recibido porla Iglesia# por eso# no es de e$tra/ar !ue el tema del derecho a la libertadreligiosa en el Concilio fuese de los m0s debatidos. -ans 1ng <  nos da unamuestra del calibre y temperatura en las !ue se mov"an los tiempos# en6:;< dec"a#5Es una in%nita tragedia !ue innumerable gente# precisamente en la4poca moderna# haya huido de la Iglesia# srcinariamente espacio delibertad# para buscar libertad en el mundo. ólo una cosa se impone' !uela Iglesia hoy# cuando la libertad se ve tan amenazada desde fuera ydesde dentro# ha de procurar en mayor medida volver a ser una patria deverdadera hospitalidad para cuantos son sensibles a la libertad= 21ng#9>><3Evidentemente la modernidad con sus nuevas ideas subvert"a el ordenestablecido y dejaba de lado la autoridad !ue la Iglesia hab"a tenido hastaentonces. Eran ideas revolucionarias inspiradas en una corriente depensamiento liberal. (a defensa por parte de la Iglesia# se materializó enenc"clicas como' 7bi &rimum# 8irari Vos# uanta Cura y en el yllabusErrorum A # en ellas se opon"a a los principios secularizadores de lamodernidad y se condenaba el esp"ritu de a!uella 4poca. &rogresivamentese fue dando una postura m0s matizada en el terreno magisterial con (eónIII en su Inmortale Dei# carta magna del derecho pFblico cristiano# !uepuso las bases para abonar el terreno de la tolerancia'52G3 Ho hay tampoco razón justa para acusar a la Iglesia de serdemasiado estrecha en materia de tolerancia o de ser enemiga de laaut4ntica y leg"tima libertad. &or!ue# si bien la Iglesia juzga il"cito !ue lasdiversas clases de culto divino gocen del mismo derecho !ue tiene lareligión verdadera# no por esto# sin embargo# condena a los gobernantes!ue para conseguir un bien importante o para evitar un grave maltoleran pacientemente en la pr0ctica la e$istencia de dichos cultos en elEstado. Es# por otra parte# costumbre de la Iglesia vigilar con mucho <  1ng fue invitado como teólogo del Concilio a dar una conferencia en el ostonCollege en la primavera de 6:;<. El te$to citado hace referencia a esa conferencia. A  (eón II# 7bi &rimum 6B9A Jregorio VI# 8irari Vos# 6B<9 &"o I# uanta Cura y elyllabus 6B;A.  cuidado para !ue nadie sea forzado a abrazar la fe católica contra suvoluntad# por!ue# como observa acertadamente an )gust"n# Kel hombreno puede creer m0s !ue de buena voluntadL= 2ID# 6B3Despu4s vendr0n las enc"clicas de &"o I# Hon )bbiamo isogno y 8itrennender orge en las !ue se reclamar0 la 5libertad de las conciencias=2H)# 9<3 y el 5derecho de cual!uier hombre creyente a profesar su fe ypracticarla= 28# 9:3. &"o II con sus radiomensajes tambi4n procuróalentar al respeto de los otros# pero fue Muan III !uien propuso las basesm0s sólidas de la libertad religiosa al convocar el Concilio Vaticano II. 1+Do$ e$,&e'a$ co! -er$-ec"i.a$ o-&e$"a$ Discutir sobre la (R fue azaroso y dif"cil# de ah" !ue al Concilio Vaticano II sele reconozca la gran apertura y di0logo !ue puso en acción# adem0s de lacapacidad de recepción !ue mantuvo para escuchar todas las vocesprovenientes de diferentes partes del mundo @ . En lo referente al tema de la libertad religiosa esta apertura fueindispensable# la necesidad de !ue el tema sea tratado se recogió en losaportes y propuestas !ue enviaron Nbispos y &relados# agradasCongregaciones# el anto N%cio 2todav"a llamado as" en la 4poca3# laCongregación para las Iglesias orientales# la de )suntos Eclesi0sticos# las7niversidades 2)ngelicum# Jregoriana# Católica de (ovaina# Católica de&ar"s3# todos ped"an !ue el tema sea tratado en el Concilio. Es interesantepor ejemplo la propuesta de la 7niversidad Católica de &ar"s !ue dec"a'5)l tratar de la cuestión de la tolerancia# no se trate sólo como sifuera una concesión a los tiempos# sino !ue tenga razón de derechode la conciencia y de la dignidad de la persona humana= ; El tema en cuestión 2tolerancia O libertad de culto3 era sin duda unaaspiración y una necesidad# sin embargo# la animadversión y temor semanten"a# no todos estaban convencidos de la necesidad de abordar elasunto# m0s aFn estaban !uienes se opon"an abiertamente. El camino arecorrer se per%laba duro y azaroso para la Iglesia. Ho fue nada f0cil llegar ala convicción de !ue la Fnica manera de e$igir el derecho a profesar la fecon libertad era a%rmando 4sta para todos sin e$cepción# as" comoa%rmando los derechos civiles y democr0ticos. Pa desde la d4cada del @># se hab"an per%lado n"tidamente dos posturas# las!ue terminaron encontr0ndose en las sesiones del Concilio# as"',7na visión articulada en torno a la doctrina leoniana llamada ladoctrina de la 5tesis,hipótesis= ? . @  e recibieron 9.6@> propuestas de todo el mundo# para la realización del Conciliodurante m0s de un a/o. J. Caprile# Il Concilio Vaticano II. )nunzio e &reparazione#Volume I# &arte I# p. 6?>. En' Corazón# p. 9B?. ;  ))# eries 6# Vol. H# &ars II# p. A::. En' Corazón# 9:6. ?   .El Estado en principio /tesis0 estaba obligado a reconocer a la #glesia 1at2licacomo #glesia verdadera y a dar culto a ios seg3n los ritos establecidos por la  ,(a otra iniciada por &"o II# ahondada por Muan III y !ue llegó a suculminación en la Declaración Conciliar D.-.(a primera corriente era liderada por el poderoso Card. )lfredo Nttaviani#!ue ten"a a su cargo la Comisión De Ecclesia 2CE3# 4sta no admit"a el cambiodoctrinal frente a ella se alzó la corriente renovadora liderada por Card.)gust"n ea# responsable del ecretariado para 7nión de los Cristianos27C3.Consecuentemente fueron dos los es!uemas !ue se presentaron a laComisión Central para discutir el tema. 7no elaborado por la Comisión *eológica 2C*3 y el otro por el ecretariado para la 7nidad de los Cristianos27C3. (os t4rminos tolerancia y libertad en el t"tulo de cada uno de loses!uemas conten"a ya la indefectible se/al del diverso enfo!ue.,El primer enfo!ue .e 4elationibus inter Ecclesiam et 5tatum necnone Tolerantia 4eligiosa6  7 , de la C*# admit"a solo la libertad de laIglesia para cumplir su misión# libertad de car0cter absoluto yfundado en la posesión de la verdad objetiva por parte de la Iglesia.,El otro enfo!ue .e 8ibertate 4eligiosa6  9   elaborado por el 7C#concibe la libertad como un derecho de todo hombre# tambi4n del!ue se e!uivoca. e de%ne en negativo como 5inmunidad decoacción= y en positivo como derecho a seguir la propia conciencia enmateria religiosa= 2Corazón# 6::<3. +/ROCESO DE ELABORACIN (a Declaración D-# fue el documento conciliar m0s discutido# trabajado#revisado y corregido incluso tuvo la mayor cantidad de redacciones. Deeste# no tan simple# hecho podemos deducir la gran importancia !ue tuvopara los padres conciliares la reQe$ión profunda sobre el tema# y lanecesidad de ofrecer al mundo un te$to bien pensado y meditado. #glesia cat2lica% 5igni:caba esto (ue, en principio /tesis0, el Estado tenía el derecho y deber de suprimir la e"presi2n p3blica de las religiones no verdaderas, aun(ue enla práctica la tolerancia de $stas era aceptable, cuando el reconocimiento legal y constitucional de la e verdadera no era posible% Es decir; la tolerancia religiosahabría de ser aceptada como orma de vida social, s2lo si uese imprescindible enuna determinada situaci2n áctica% <sta era la hip2tesis% 8a tesis era el conjunto delos principios inalterables de la e! la hip2tesis consistía en la adaptaci2n a lasnuevas ideas;=%8a religi2n cat2lica es la verdadera e+%Es bueno para la gente creer lo verdadero>%8a unci2n del Estado es promover el bien com3n, es decir el bien de todos ?sí, pues,@%El Estado debe promover la e cat2licaA%1orolario; la religi2n cat2lica debe ser o:cialmente proesada, deendida y animada por el Estado siempre (ue sea posible% 8a tolerancia con lasconesiones no cat2licas puede ser aconsejable de acuerdo a circunstancias y prácticas concretas%6 En' 28art"nez M. # Consenso pFblico y moral social.(as relaciones entre catolicismo y liberalismo en la obra de Mohn Courtney.M. 8urray# 9>>9# 6>:3. B  ))# eries 6# Vol. IV# &ars 6# 9# pp. ;@?,;?9. En Corazón# p. 9:6. :  ))# eries 66# Vol. I. pp# ;?;,;BA. En Corazón# ibid.  +1/roce$o #e ela(oraci%! El recorrido de la elaboración del documento sobre la libertad religiosa hasido fatigoso# dif"cil# enredado camino# sin embargo# !ue dio lugar a unasingular e$periencia de libertad. -ring al referirse a esta Declaración dec"a' .ninguna otra materia encontr2 tan obstinados adversarios durante el1oncilio y en la $poca posconciliar6   28art"nez# 9>>>3 %  (a primera vez !ue se aborda el tema de la tolerancia y la libertad religiosafue de manera indirecta al discutirse el es!uema De Ecclesia 2diciembre6:;93# el cap"tulo I' e relationibus inter Ecclesiam et 5tatum, trataba delderecho a la libertad religiosa 6>  pero el tema no se discutió en esemomento por!ue se derivó a una comisión mi$ta 2la C* y el 7C3 !ue loanalizar"a en el segundo periodo conciliar., No.ie'(re 2 2segundo periodo conciliar3El 7C presentó el es!uema 5De Necumenismo=# del cual el V cap"tuloabordaba el tema de la libertad religiosa. e debatió el es!uema del 6: al96 de noviembre de 6:;<# pero el Cap"tulo V tampoco llegó a discutirse yfue diferido para la tercera sesión conciliar. Ho obstante# el te$to fuerepartido entre los padres conciliares para proponer enmiendas yobservaciones de modo !ue los nuevos es!uemas se env"en y estudienantes de la tercera sesión# tal como e$hortó 8ons. &ericles Selici# secretariogeneral'K*odos los &adres pueden enviar enmiendas a los es!uemasdiscutidos y a los !ue faltan todav"a por discutir hasta el <6 de enerode 6:;A. (as Comisiones rehar0n los te$tos conciliares a la vista delas observaciones de los &adres# de modo !ue se les puedan enviarlos nuevos es!uemas con tiempo su%ciente para !ue los estudienantes de la pró$ima esiónL 66 &or eso# es interesante referir !ue# si bien el tema sobre la libertad religiosano se discutió en la segunda sesión# el 7C recibió A?6 observaciones yaportes !ue se encuentran recogidas en un volumen de 9B> p0ginas2Corazón# 6::<# <><3. Esto indica la e$istencia de un gran desacuerdo.Con todo ello el 7C redactó un segundo te$to con el t"tulo 8a libertadreligiosa o el derecho de la persona humana y de las comunidades enmateria religiosa,  y el 6B de abril del ;A# solicitó dar a este te$to la forma dedeclaración# y !ue sea independiente del decreto sobre el ecumenismo. , Se"ie'(re 3 2tercer periodo3El tercer periodo del Concilio se inició el 6A de setiembre de 6:;A# para el9< de setiembre el 7C entregó el segundo te$to# la Declaratio Prior  ,  parasu discusión. El debate duró tres d"as 29<# 9A y 9@3 la intervención de lospadres conciliares fue intensa 2A< tomaron la palabra3# muchos m0senviaron por escrito sus observaciones. De la discusión se per%laron lastendencias diversas respecto al tema. )lgunos rechazaban totalmente eldocumento otros no ten"an reparos en aceptarlo y estaba tambi4n la 6>  )# 6,6# pp. ;@. En Corazón# 9:;. 66  )# 7,VI# p. <;;. Citado en Corazón# <>9.
Related Search
Similar documents
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks